Así es como el embarazo afecta la vida sexual y el autoestima en las mujeres

Los cambios hormonales son los responsables de alterar el deseo sexual

La vida sexual de las mujeres atraviesa por una serie de altibajos durante los meses previos, durante y posteriores al embarazo.

Estas alteraciones que varían el deseo sexual de las mujeres durante la gestación son provocadas por las hormonas femeninas, explica la  sexóloga y terapeuta familiar mexicana, Claudia Rampazzo.

“El embarazo trae muchos cambios en el cuerpo de la mujer, físicos y psicológicos, lo que dificulta que las mujeres retomen su actividad en este rubro tras el parto”,

La especialista confirma lo que muchas presumían y tendían a vincular con la denominada depresión postparto: la respuesta sexual disminuye a consecuencia de estas hormonas.

embarazo y sexo

Rampazzo detalla que  durante los meses de gestación se disparan los niveles de prolactina, la cual estimula la secreción de leche, lo cual inhibe la ovulación.

“Esta hormona mata o aplaca el apetito sexual, ya sea en sus manifestaciones mentales, con fantasías, o en las prácticas ya sea a través de la autoerotización o la interacción con la pareja“, precisó.

Adicionalmente, la doctora señaló que además de los cambios hormonales, intervienen también los físicos, específicamente los que aparecen posterior al parto por vía vaginal o por cesárea.

“Tras ser mamás, algunas no sienten confianza en su cuerpo, y les resulta difícil reencontrar su seguridad y su faceta erótica, por lo que evitan estar con sus parejas pues, aunque tienen deseo sexual, no se sienten seguras de tener relaciones sexuales”,

Agregó Claudia Rapazzo, que cuando se tiene actividad sexual, el útero y todos los músculos a su alrededor se llenan de sangre, incluyendo las trompas de falopio y cuando hay un orgasmo, esa sangre provoca contracciones involuntarias “y si hay una herida, entonces el orgasmo puede doler”, explicó.

Sin embargo, indicó que todo esto provoca un cúmulo de emociones que desencadena una baja en la autoestima, limitando a las féminas en su respuesta sexual.

 

Te recomendamos en video: