3 bebidas que debes evitar si estás amamantando

Amamantar es uno de los actos más cercanos que podremos experimentar con nuestros bebés, por eso es necesario tomar algunas precauciones.

En muchas ocasiones al momento de iniciar la lactancia materna son muchas las madres que se someten a dietas restrictivas que pueden ser contraproducentes para la madre y el niño.

La doctora Delimar Tello (@dra.delimartello) precisa que “mientras amamantamos no existe indicación para retirar ninguno de los alimentos que habitualmente consumimos, es decir podemos consumir todo tipo de alimentos, procurando siempre mantener una dieta balanceada que aporte todos los nutrientes que la madre necesita, manteniéndonos siempre atentas a las reacciones de nuestros bebés y en caso de que el niño presente malestar estomacal, distensión abdominal o erupciones en la piel debemos notificar al especialista que determinará si se debe o no retirar algún alimento temporalmente”.

La experta en lactancia precisa que la leche materna puede cubrir las necesidades alimenticias del bebé aunque mamá no se esté alimentando bien. Sin embargo, asegura que “una dieta restrictiva puede afectar tu salud, ya que cuando no obtienes los nutrientes suficientes a través de la comida, tu cuerpo los elabora a partir de tus propias reservas, que se pueden agotar con el tiempo, manifestándose con debilidad y malestar general”.

Lo que sí es clave durante el proceso de amamantamiento es que la mujer necesita mantener una dieta saludable que le de la energía necesaria para cumplir con las exigencias diarias que supone cuidar a uno o más bebés.

“Sentir hambre constantemente es normal porque tu cuerpo trabaja laboriosamente en la producción de leche. Para ello es recomendable comer menor cantidad, pero con más frecuencia, y consumir meriendas saludables”, dijo la especialista.

Tello explica las sustancias que deben restringirse durante la lactancia son:

Las sustancias alcohólicas, que deben evitarse durante los primeros meses de vida y no consumirse en gran cantidad durante la lactancia prolongada ya que el alcohol pasa a través de la Leche materna y puede producir agitación, mareos y malestar en el niño.

La cafeína: no deben consumirse más de 10 Oz de productos con cafeína al día ya que esta sustancia puede acumularse en su organismo y producir efectos adversos.

Algunas infusiones consumidas en cantidad excesiva pueden producir gases y distensión abdominal en los niños.

Sin embargo, la doctora Delimar precisa que ante cualquier duda y antes de matarte de hambre siempre es preferible consultar un especialista en lactancia materna.

Te recomendamos el video: