10 cosas que pueden arruinar la leche materna extraída de tus pechos

Es importante que la leche materna sea manejada con ciertas precauciones para que conserve todas sus cualidades.

Si estás amamantando y requieres extraerte leche de tus pechos es importante que conozcas lo que no debes hacer con esa leche materna extraída, según explica la nutricionista Ana Fong en su cuenta @nutriflaca.

Es importante que la leche materna sea manejada con ciertas precauciones para que conserve todas sus cualidades, de lo contrario le estarás dando una leche en  mal estado a tu bebé.

Enumeramos 10 manejos que puedes alterar la leche que almacenas para tu bebé:

Dejar a temperatura ambiente por más de 2 horas (dependerá del clima)

Almacenarla en la puerta de la nevera, siempre hasta el fondo. La temperatura ahí será más constante.

Calentar en microondas o a fuego directo (siempre en baño maría)

Congelar, descongelar y volver a congelar

Dejarla destapada. Cuando se extrae se debe tapar inmediatamente.

Descongelar solo un poco y almacenar el resto.

Usar frascos con tapa de aluminio (la tapa debe ser plástica)

Volver a congelar lo que sobró.

Mezclarla con azúcar, aceite, agua o algo más.

Congelarla sin etiqueta (debe llevar hora y fecha de extracción)

“El mayor cuidado de todos es almacenarla inmediatamente se ha extraído. Muchas lo que hacen es que la extraen, tapan el frasco, lo dejan por ahí, le hacen un par de fotos bla bla bla… No por favor, no cometan ese error, entre más tiempo pase una leche a temperatura ambiente, más perdida de inmunoglobulinas va a tener”, detalló la experta.

Te recomendamos el video: