Mitos sobre la lactancia materna y los implantes de seno

Las mujeres que desean someterse a una mamoplastia de aumento llegan a tener dudas en caso de salir embarazadas.

Una cirugia de aumento de busto es un procedimiento común en nuestros días; sin embargo, aún hay mitos relacionados con la lactancia y los implantes mamarios, los expertos revelan algunos mitos sobre este importante tema.

La Academia Americana de Pediatría y la Liga de la Leche Internacional son enfáticas al explicar que esta cirugía no interfiere en el proceso de lactancia, todas las mujeres que se hayan sometido a este procedimiento pueden lactar a sus bebés sin problema.

Implantes

Uno de los mitos más difundidos es el hecho de que si el implante llega a romperse puede afectar la composición de la leche, lo que es completamente falso ya que las prótesis actuales son muy seguras y resistentes, si alguna llegara a romperse están encapsuladas en el organismo de manera natural y aisladas de las glándulas mamarias.

Lactancia

En cuanto al desarrollo de enfermedades relacionadas a la lactancia como las mastitis y otras infecciones, no hay evidencia científica que demuestre esta relación. La mastitis es ocasionada por la inflamación de los conductos mamarios y estoy puede producirse con o sin prótesis.

Otro de los mitos más difundidos es el que tiene que ver con los implantes de silicona, se dice que las mujeres que utilizan este material tienen menor capacidad de dar leche a sus hijos. Los médicos apuntan que todas las mujeres con implantes o sin ellos, producen cantidad suficiente de leche y en cantidad suficiente dependiendo de la técnica que utilicen para amamantar.

Te recomendamos en video