5 razones para tomar mucha agua durante el embarazo

Te contamos cinco razones para mantenerte hidratada en el embarazo.

“Las embarazadas y mujeres en tiempo de lactancia necesitan más de 2 litros por día”, afirma el doctor Edgardo García Espina. Este consejo adquiere mayor relevancia si tomamos en cuenta que para muchas la llegada del verano puede implicar un riesgo, debido a los súbitos golpes de calor a los que están expuestas.

El médico razona la necesidad de mantenerse hidratada: “Teniendo en cuenta que dos tercios del aumento del peso durante el embarazo es agua, esta condición aumenta el volumen sanguíneo, ayuda a mantener una adecuada cantidad de líquido amniótico y crecimiento del feto”.

La ginecobstetra María Manzo Dautant advierte además que la deshidratación puede ser causa de una amenaza de parto de prematuro. “El útero es un músculo y se contrae en el momento del parto para lograr la expulsión del bebé. En algunas ocasiones estas contracciones uterinas, pueden aparecer de forma prematura, es decir, antes de los nueve meses de gestación”, señala en su cuenta Instagram @GinecoFit.

La doctora recomienda hacer ejercicio durante el embarazo para mejorar la salud tanto de la madre como del bebé; pero siempre debes mantenerte bien hidratada, y tomar agua, antes, durante y después del entrenamiento.

Los expertos de @mamamediservip señalan que la demanda de líquido es más alta porque el volumen de los fluidos corporales aumenta durante el embarazo. Pero si esto no te convence, te dan otras cinco razones:

Formar el líquido amniótico

Favorecer el crecimiento de su bebé

Evitar infecciones

Sortear algunas molestias del embarazo como el estreñimiento, la acidez y las náuseas

Liberar las toxinas de su cuerpo

Por qué es importante hidratarse correctamente en el embarazo? Debe tener en cuenta que, durante el embarazo, un bebé se está gestando dentro de su útero, razón por la cual la demanda de líquidos que requiere su organismo será más alta. El volumen de los fluidos corporales aumenta durante el embarazo, así que usted deberá consumir una mayor cantidad de líquidos para poder satisfacer las demandas de su cuerpo. Es importante ingerir los suficientes líquidos en el embarazo por las siguientes razones: Para formar el líquido amniótico para mantenerse bien hidratada Para favorecer el crecimiento de su bebé Para evitar infecciones Para evitar algunas molestias del embarazo como el estreñimiento, la acidez y las náuseas Para liberar las toxinas de su cuerpo Además de todas estas razones por las cuales es necesario tomar agua en el embarazo, debe saber que algunos estudios realizados han demostrado que la ingesta de líquidos en el embarazo disminuye el riesgo de padecer un parto prematuro. #hidratacionembarazo #gestacion #mama #bebe #agua

A post shared by Mediser (@mamamediservip) on

Y todavía hay más beneficios. El doctor García Espina recuerda que el agua también es vital durante la lactancia: “Si tenemos en cuenta que un 87% a 90% de la composición de la leche es agua resulta obvio la importancia de mantener una ingesta hídrica adecuada si queremos preservar la cantidad y calidad de la leche”.

Aconseja, que “durante el primer trimestre tomar de 2 a 2,5 litros por día; durante el segundo y tercer trimestre, al igual que en el período de lactancia, aproximadamente 3 litros diarios”.

Te recomendamos en video: