Un consumo elevado de sal en los niños puede provocar enfermedades graves cuando crezcan

Nutricionista dice que 75 por ciento de los alimentos consumidos por los niños son procesados

Rodrigo Burgos, nutricionista del Programa de Prevención y Control de la Obesidad del Ministerio de Salud de Paraguay, reveló, en un estudio, que los niños que consumen gran cantidad de sal en sus alimentos, son más propensos a sufrir enfermedades cuando sean adultos, como obesidad e hipertensión.

Dijo que “el 75 por ciento de alimentos que consumen los niños son productos procesados”.
Señala que la cantidad ideal de sal diaria son cinco gramos, pero un producto procesado tiene, en promedio, 14 gramos.

Ya se están criando muchos niños obesos, "a raíz de eso se mueven menos, por tal motivo empiezan a aparecer los problemas de hipertensión. Esto se está viendo en adolescentes de 13 a 15 años que tuvieron ese hábito de mala alimentación siendo más pequeños".

El problema se va más allá de la adolescencia. Ya en su etapa adulta, la persona puede presentar ataques cardiacos o cerebrovasculares. La diabetes también es otra enfermedad que el niño podría tener cuando crezca.

Entre las medidas para solucionar este problema, Burgos sugiere colocar en las etiquetas de los alimentos procesados la cantidad de sal y sodio que contienen, así los padres pueden estar pendientes de lo que adquieren para el consumo de sus niños. También dice que las bebidas azucaradas deben tener un mayor impuesto, así su precio sube y los niños no la pueden adquirir con tanta facilidad.

Rodrigo Burgos señala que en varias escuelas empiezan a hacer frente al problema de la obesidad y sobrepeso, promocionando actividades físicas.

Te recomendamos en video