¡Atención! El exceso de calor puede acortar el embarazo y adelantar el parto

No es un chiste, las altas temperaturas y la incidencia del calor en mujeres en último periodo de embarazo pueden adelantar el parto

Las mujeres en periodos de gestación pueden ser víctimas del calor, al punto de que este puede ser el responsable del adelanto del parto. Que no te parezca una locura, pues una afirmación que viene de voz de los expertos.

Un estudio realizado por el Centro de Investigación Epidemiológica y Ambiental de Barcelona en España, ha arrojado esta interesante conclusión que a pone a muchas mujeres en embarazo a pensar.

La exposición a altas temperaturas, por ejemplo un día completo, influencia en el periodo de gestación de las mujeres pudiendo incluso adelantar el parto, según el proceso de estudio realizado por estos expertos españoles.

En anterior estudios, se había analizado el comportamiento del embarazo ante la exposición al calor o altas temperaturas ambientales señalando una relación directa con las contracciones del útero, además de un aumento en la secreción de hormonas como la oxitocina y las prostaglandinas. Estas características son síntomas de un inminente parto.

Ante ello, los especialistas a las mujeres que atraviesan el embarazo, sobre todo en el último trimestre no sobre exponerse a altas temperaturas, pues el calor podría adelantar el parto, pudiendo intervenir en el normal crecimiento y desarrollo del recién nacido.

La incidencia del calor en el embarazo también puede generar una carga de estrés nada recomendada para las mujeres, además de pueden hacer que se contraigan los vasos sanguíneos como método de 'enfriamiento'. De ahí que a muchas mujeres embarazadas se les hinchen los pies.

Si estás embarazada, en cualquiera de las fases, toma nota de estos consejos que te ayudarán a sobrellevar las altas temperaturas:

1. Utiliza ropa de algodón y muy ligera

2. Mantén la casa fresca.

3. No salgas nunca sin tu botella de agua.

4. Si eres de las mujeres que suda mucho, puedes consumir bebidas deportivas y jugos naturales. Necesitas un poco más de azúcar y sales minerales.

5. Lleva un abanico.

6. Lleva un spray refrescante. Aunque sólo sea agua y rocíalo sobre tu cuerpo en momentos de extremo calor.

7. Consume alimentos frescos: ensalada, frutas con mucho contenido en agua. Ante todo, hay que mantener la hidratación. Evade las comidas pesadas con alta cantidad de grasa e hidratos de carbono.

8. Usa crema protectora, pues la piel es más sensible al sol durante el embarazo.

9. Camina mucho para evitar la hinchazón de pies y piernas. Nadar también es buena opción.

10. No salgas a la calle durante las horas de más calor que son entre las 12h y 15h de la tarde

 

Te recomendamos en video