Siete razones para no renunciar a la lactancia materna

Científicamente se ha comprobado que gracias a la lactancia materna se disminuye sustancialmente el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de ovarios o mama.

La lactancia materna abunda en beneficios. La leche materna es el mejor alimento infantil de todo el planeta; es el más sano, nutritivo, equilibrado y contiene todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de un recién nacido. Y además, aporta lo más importante: refuerza el sistema inmunológico y la salud de los infantes a largo plazo.

Pero, amamantar también ofrece innumerables beneficios para la madre que van desde el aspecto físico, el económico y hasta el afectivo con el niño, según estudios especializados.

Acá te enumeramos las ventajas de la lactancia materna para su beneficio aportados por Wapa.pe:

Disminuye el riesgo de contraer cáncer:

Científicamente se ha comprobado que gracias a la lactancia materna se disminuye sustancialmente el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de ovarios o mama.

Protege tu corazón:

La lactancia materna puede protegerte de enfermedades al corazón, sobre todo de la obesidad y osteoporosis.

Pierdes peso:

Al darle de lactar a tu bebé es muy probable que bajes varios kilos con facilidad y puedas llegar a su peso ideal antes de lo esperado.

Brindarás una buena alimentación: La leche materna tiene los carbohidratos y proteínas que tu bebé necesita para tener un buen desarrollo físico y mental, dándole una alimentación balanceada.

Ahorras tiempo y dinero:

Está demostrado que se puede ahorrar cerca de $ 1.000 por año si amamantas pues no tienes que comprar leche maternizada. La lactancia también te evita la limpieza de biberones (teteros). Tampoco tiene que preparar la leche maternizada (la leche materna está siempre disponible a la temperatura adecuada).

Menos preocupaciones:

Si tu bebé lacta con frecuencia, contará con los anticuerpos necesarios para ser menos propenso a alergias y enfermedades respiratorias, ahorrándote muchas angustias.

Tú creas un vínculo especial:

La lactancia materna vincula más a la madre con el bebé. El recién nacido se acostumbra a la temperatura del cuerpo de su madre, a su olor y percibe fácilmente sus sentimientos.

Estimula la producción de hormonas:

La lactancia materna ayuda a incrementar los niveles de la oxitocina, hormona que ayuda a reducir el sangrado postparto y a contraer el útero, para que el cuerpo de la mujer vuelva a la normalidad más pronto.

 

Te recomendamos en video