Consejos para mamás que amamantarán por primera vez a sus hijos

La dieta durante la lactancia

Las nuevas mamás siempre terminan siendo un manojo de nervios, y de dudas por no saber qué se hace y qué no. Afortunadamente ahora existen varias plataformas de Internet que proporcionan los consejos adecuados para poder guíar a los nuevos padres.

Uno de los mayores miedos para las muejres es la lactancia. Un proceso del que hemos escuchado desde nuestra más tierna juventud pero del que poco sabemos. Tenemos el conocimiento que es una forma en donde la madre y el hijo crean un lazo inigualable. Asimimso, la leche materna tiene muchos beneficios nutrimenales, ¿pero qué otro consejo es necesario?

Amamantar por primera vez

Bueno, el bebé se está alimentando literalmente de ti. Por ello debes de ser extremadamnete cuidadosa con aquello que consumes porque todo va directamente a tus hijas o hijos. Aquí te daremos las cuatro principales reglas que debes considerar. 

1.- Calcio

Parece obvio, pero mucho calcio siempre es la respuesta a una dieta adecuada. No solamente por la salud de tu bebé, también por la tuya. Dar pecho hace que la mujer pierda casi un 5% de su densidad ósea, por lo que debe aumentar considerablemente su ingesta de calcio a lo largo del día. Según HealthyChildren.org la cantidad ideal es de  1.000 miligramos por día. Leche, yogur, productos lácteos ¡todo es permitido!

Si eres intolerante a la lactosa, o vegano puedes optar por alimentos como tofu, verduras de hoja verde o frutos secos (almendra o leche de almendras).

2.- Proteínas

Siempre debemos incluir en nuestra dieta las proteínas, pero durante la lactancia es ¡totalmnete necesario! Ya que es necesario para alimentar adecuadamente al bebé y a la mamá: carnes magras, huevos, pescado, pollo, nueces, etc.

3.- Pon pausa a la cafeína

Bueno, no se trata de despedirte totalmente, solamente reduce un poco la ingesta de la cafeína ya que podrías pasársela al bebé a través de la leche. Según los expertos máximo puedes consumir unos 300 miligramos al día, y evitar el consumo en la noche. 

4. Dieta balanceada

Aunque normalmente no te alimentes de manera tan correcta como se supone que deberías, durante estos meses lo mejor es incorporar: vegetales, furtas, cereales, pescado. Es decir, una dieta que incorpore todos los grupos alimenticios. La variedad de alimentos permite introducir nuevos sabores a través de la leche materna, tu bebé lo agradecerá. También trata de evitar las cantidades fuertes de aliementos fritos, picantes o sabores muy fuertes.

Te recomendamos en video: