¿Tuviste una cesárea? Estos son los cuidados que debes de tener

El parto es un proceso natural y maravilloso pero cuando has tenido una cesárea, debes estar consciente de los cuidados que debes tener

Como cualquier madre nueva, probablemente te sientas emocionada y a la expectativa de tu nueva vida junto a tu bebé. En algunos países las mujeres pueden elegir libremente si quieren un parto natural o una cesárea, sin embargo, tiene que haber una comunicación clara entre la mujer y el médico para saber cuál es la mejor opción tanto para el bebé como para ella.

El parto es un proceso natural y maravilloso, aunque muchas mujeres prefieren la cesárea por miedo a sentir dolor. En ocasiones, no hay otra opción más que recurrir a esta cirugía para poder sacar al bebé.

Para muchas, la recuperación de la cirugía se puede convertir en una pesadilla, después de todo, una incisión de esa magnitud y la manipulación de los órganos internos no es cualquier cosa. Por si no fuera suficiente, además del dolor de la cicatriz, deben lidiar con los problemas típicos del post parto, como la congestión de mamas, los cambios de humor y el flujo vaginal.

Si acabas de tener una cesárea, quizá puedas sentirte mareada y con náuseas inmediatamente después de la cirugía. Las náuseas llegan a durar hasta 48 horas, pero tu médico puede darte medicamentos para minimizar el malestar.

Es importante que cumplas con los siguientes cuidados.

1- No olvides hacer las curaciones en tiempo y forma según haya indicado tu médico. Debes limpiar y dejar que la cicatriz respires, así como observar que poco a poco se vaya desinflamando.

2-Puedes sentir comezón al principio. No te preocupes, es normal, es parte de la cicatrización. Puedes pedirle a tu médico que te recete una crema para aliviar la picazón y el enrojecimiento.

3- Los primero días debes fajarte muy bien con una venda para proteger la herida (seguramente te enseñaron a hacerlo en el hospital cuando te estabas recuperando del parto). No se recomienda nada que tenga resorte y velcro pues pueden lastimar la piel.

4- Cuando amamantes, busca posiciones en las que el bebé no esté encima de tu vientre sino de costados, de lo contrario podría lastimarte.

5- No cargues nada pesado ni hagas demasiado esfuerzo al levantarte o acostarte por lo menos 40 días posteriores a la intervención.

6- Toma mucha agua y consume fibras naturales para que tus intestinos se estabilicen lo antes posible. Esto también ayudará a que no te inflames o sufras de estreñimiento, como efecto común de la cesárea.

7- Descansa. La clave para recuperarte de cualquier cirugía es el reposo.

8- El malestar estará durante las primeras tres semanas, después ya deberás estar más recuperada y la cicatriz exterior deberá estar cerrando. Si llegas a sentir malestares más fuertes o presentas fiebre alta, no dudes en llamar a tu médico ya que se puede tratar de una infección en la cicatriz. ¡La comunicación con tu médico es básica!

 

Te recomendamos en video