El agua de limón es un excelente aliado para el embarazo

El periodo de gestación puede traer a las mujeres muchos cambios que van desde el estado de ánimo hasta el físico

¿Estás embarazada? Pronto vivirás uno de los maravillosos dones que la vida ha dado a la mujer, pero sabemos que probablemente durante estos largos nueve meses de gestación tu cuerpo ha tenido contratiempos que seguro han alterado hasta tu estado de ánimo.

Estos cambios son completamente naturales, pero puedes dosificarlos de distintas formas, aunque siempre bajo el control de tu médico tratante. Uno de estos atenuadores es natural, muy efectivo y fácil de aplicar; se trata del agua de limón.

Grandes son los beneficios de la vitamina C, y el agua de limón tiene una importante carga de ella. Resulta excelente opción para fortalecer el sistema inmunológico y para luchar contra los resfriados. También es rica en potasio lo que estimula el cerebro, las funciones nerviosas y ayuda a controlar la presión arterial.

La vitamina C también es fundamental para mantener una piel sana y fresca durante el embarazo; rejuvenece la piel desde el interior de tu cuerpo

El agua de limón también tiene efectos anti inflamatorios y desintoxicantes, pues estimula el hígado para que funcione mejor y erradique toxinas.  Es un excelente remedio para las embarazadas hipertensas, pues ayuda a disminuir la presión arterial.

El agua de limón tendría propiedades digestivas haciendo que los intestinos sufran menos de estreñimiento. Otras de sus propiedades es que ayuda a reducir las náuseas y el vómito. También es rica en calcio y magnesio aportando fuerza a los huesos. Es útil para controlar los niveles de colesterol en la sangre, además permite ayuda a prevenir la calentura corporal.

El olor del limón tiene propiedades energizantes ayudando a optimizar el estado de ánimo y ayudando a despejar tu mente. Esta fruta alta en nutrientes, también puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión.

Aunque no todo son ventajas. Es fundamental controlar el consumo de este fruto.  El abuso del limón puede dañar el esmalte de los dientes y desencadenar o exacerbar la pirosis u otros problemas gastrointestinales. Recuerda todo consultarlo antes con tu médico.

Te recomendamos en video: