15 necesidades que debes cubrir para tener un hijo feliz

Tener una buena salud mental es posible lograrlo desde pequeño

Desde que nacemos sabemos qué nos gusta y qué no. Aprendemos a reconocer lo que deseamos pero muchas veces lo confundimos con aquello que realmente necesitamos. Programarnos para hacernos dependientes de algunas conductas suele traer consecuencias difíciles a lo largo de nuestra vida. Lo primero que debemos aprender a hacer es diferencias lo que deseamos de lo que necesitamos.

Desde que somos niños podemos ir haciendo esa diferencia y es nuestro reto como padres es enseñar a nuestros niños a hacerlo. Es un trabajo que requiere tiempo, dedicación y mucho amor pero en equipo siempre es posible.

Antes de reconocer qué son las necesidades y los deseos debemos definirnos y saber de qué va cada término dentro del desarrollo de todo ser humano. Cuando hablamos de necesidades nos referimos a aquello que es esencial para sobrevivir mientras que los deseos son prescindibles y que no ponen en riesgo nuestra vida, funcionan más bien como una motivación.

Hoy queremos compartir contigo quince necesidades que debes aprender a reconocer en tu hijo y sobre todo trabajarlas para que su educación vaya a la par de una buena salud mental.

Necesidades

Expresarles cariño

Que los niños sepan cuánto los queremos y lo importantes que son para nosotros es un factor muy importante para el desarrollo de su autoestima. No debes asegurar que ya lo saben o que es natural que lo sepan. Repite cuán orgullosa estás de ser su mamá y cuánto lo amas. De esta manera no sentirán temor de expresar lo que sienten en el futuro.

Enseñarles a regular sus emociones

Lo principal es que como mamá seas capaz de regular tus propias emociones, de esta manera podrás ayudar a tu hijo a regular las suyas. Es importantes que una vez que empiece a experimentar distintas emociones le ayudes a reconocerlas y atenderlas. Este proceso requiere de mucha dedicación.

Tiempo de calidad y de cantidad

La calidad y la cantidad del tiempo que le dedicas a tu hijo son muy importantes y van de la mano. Que puedan compartir actividades dentro y fuera de la casa les garantizara ir forjando una relación mucho más sólida que les ayudará cuando llegue la temida adolescencia.

Ofrecerles contextos de seguridad y protección

Proteger a tus hijos cuando experimentan una emoción que no saben controlar como la rabia, el miedo, la frustración es fundamental para que ellos se sientan seguros más adelante. Ayudarlos a atender esas necesidades y acompañarlos en el proceso de superarlo les hará sentir seguridad a tu lado.

Sintonía emocional

Conectarte con las necesidades emocionales de tu hijo te permitirán entenderlo y ayudarlo de la mejor manera. Si no hay conexión no lo podrás ayudar. Comprende que es un individuo con necesidades propias y un carácter en formación. Hazte parte de su proceso y y busca la conexión con él.

Responsividad

Este punto es muy importante, atender la necesidad de nuestros hijos es vital para su desarrollo saludable desde el punto de vista emocional. Cuando esté pasando por un proceso emocional complicado atiéndelo, no se trata de darle algo porque pienses que estás complaciendo un capricho. Recuerda que las necesidades son algo importante para vivir, conéctate y dale lo que necesita.

Asumir el rol que nos corresponde como padres

La mamá es la mamá y el papá el papá. No debemos confundir roles y mucho menos dejar de serlo en ningún momento. Asume tu posición y mantenla. No eres amigo ni carcelero de tu hijo, mucho menos una persona de servicio para él.

Establece límites claros

Una de las principales responsabilidades que tenemos es poner límites, que los niños sepan hasta dónde deben y pueden llegar. Necesitan normas para su desarrollo y desempeño en distintas áreas. Es importante explicarles los límites y las razones sobre todo si es por su bien y seguridad. Hacerles saber que lo hacemos porque los queremos es vital.

Necesidades

Respetar, aceptar y valorar

Cuando aceptamos a nuestros hijos como son podemos valorarlos y de esta manera llegamos a respetarlos. Poder mirarlos a los ojos y que sepan que somos incondicionales es importante para ellos. No condicionamos estos factores a lo que hacen o dejan de hacer.

Estimulación suficiente y adecuada

Como padres debemos replantearnos en algún punto la estimulación que le damos a nuestros hijos. Esa teoría de llenarlos de actividades para aprovechar el tiempo al máximo podría ser contra producente porque no todos reaccionan igual a las cargas cognitivas y las necesidades cambian de niño a niño. Seamos responsables y escuchemos lo que nuestros niños tienen que decir y sentir al respecto.

Favorecer su autonomía

Dejarlos explorar y arriesgarse dándoles la seguridad de nuestro respaldo forma parte de la vida. Si anteriormente hablábamos de fomentar la seguridad en ellos, pues llegó el momento de soltarlos y dejarlos saber que confiamos en ellos y siempre estaremos allí para protegerlos.

Necesidades

Sentido de pertenencia

Hacerlos parte del entorno, de la familia y permitirles ser parte de algún grupo forjará carácter y seguridad en los niños. Esto combatirá de frente el acoso escolar que suele perjudicar a aquellos niños que no se sienten parte de ningún grupo.

Favorecer la capacidad reflexiva del niño

Este trabajo es importante para niños y adultos. Como mamá, tenemos la responsabilidad de ayudarlos a reflexionar y a identificar todo lo que sienten. Esto les permitirá ir teniendo el control sobre sus emociones y los ayudará a mirar lo que sucede dentro de ellos y no evadir.

Identidad

Permitirles compartir y desarrollar su identidad, eso que los hará únicos es importante para ellos y un reto para nosotras como madres. Esas características que los diferencias del resto son identificadas primero por nosotras, no los dejemos perder su identidad.

Magia

Todo lo que implica misterio, magia y desconocimiento llama la atención de los niños. Vamos a usarlo a nuestro favor para que su comportamiento sea el adecuado cada vez que estén pasando por un proceso emocional y no caigan en el engaño y autodestrucción.

Te recomendamos en video: