5 formas en las que ser mamá en tus veinte afectará tu vida

Ser madre a los 20 años

Ser madre a los 20 años es una decisión que debes tomar siendo totalmente consciente y no sólo por un descuido. Una vida dependerá de ti y cambiará toda tu vida. Las costumbres que hasta el momento te han regido se tornaran totalmente distintas.

Ya sea que se trate de su salud, vida social o carrera profesional, hay mucho que considerar cuando se trata tener niños a los 20 años. No tiene que ser negativo ni desalentador, pero sí algo que debes pensar tranquilamente sin los prejuicios o la presión de nadie.

Nadie dicta una edad específica para tener hijos, hay madres a los 30 años, a los 40 años y todas deben causar el mismo respeto. No puedes hacer o dejar de hacer algo solamente por miedo a no encajar socialmente. Lo importante es la vida que trates al mundo, y si te sientes preparada antes ¡adelante!, si por el contrario prefieres esperar también es completamente respetable.

Salud

teen-mom

Cuando tienes 20 años no hay nada de qué temer en cuanto a tu salud. El codirector médico de CCRM Boston, Dr. Aaron Styer, comparte que aunque no existe una “edad especial” específica para tener hijos. Que no te limiten los mitos y rumores que existen alrededor de este proceso.

Vida social

madre a los 20 años

Tu vida social cambiará totalmente. Debes entender que ser madre a los 20 años afecta toda la dinámica que hasta el momento conoces. Criar niños pequeños a menudo significa que estás entrando en un capítulo diferente en tu vida, mientras que muchos de tus amigos estarán en procesos completamente distintos.

Se acabaron las noches en reuniones, ir al cine a ver películas de adultos y hasta el “Netflix and Chill ”.  Piensa bien antes de desaprovechar los pequeños gustos de la juventud, porque aunque un hijo siempre es una bendición, no hay prisas. Estamos en una época distinta, que ha postergado la maternidad.

Familia

madres jovenes

La contraparte de alcanzar la maternidad tan joven es que tus hijos podrán tener una convivencia larga con sus abuelos. Puedes llegar a crear una familia unida, y que tu descendencia conozca un poco más de sus raíces. Los abuelos son una caricia de Dios, con sus manos arrugadas, su experiencia, y sus consejos es lo mejor que le podrá pasar a tus hijos. Poder conocer a las personas que te dieron la vida y te enseñar quién eres.

Vida laboral y viajes

madres-jovenes

Los niños pueden interferir en tu carrera, en tu capacidad para viajar o explorar. No quiere decir que si tienes niños tengas que renunciar a esto, simplemente se percibe de manera distinta. Claro que puedes llegar al éxito profesional con hijos o sin hijos, pero mientras sigues en tus estudios y descubriendo tu camino esto se complica un poco. Normalmente ocurre que se tarda más en despegar.

Los viajes cambian completamente. Soltera y sin hijos un viaje a esa edad pues servir de introspección, de autoconocimiento, puedes emplearse para explorar, para vivir otra cultura intensamente. Con hijos todo debe ser más cuidadoso, debes dedicar a que tus niños no se lastimen, encontrar actividades que los entretengan, etc.

Libertad

teen moms

Como madre de 20 años te enfrentes a tener que madurar más rápido. No podrás seguir cometiendo errores que tus padres borrarán, o que no te interesarán porque solo te afectan a ti. Ahora una persona depende de ti, de tus acciones, el camino que decidas tomar lo afectará directamente.

Nueva Mujer también te recomienda

Te recomendamos en video:

También lee