Cuatro consejos de organización para mamás primerizas

Tú también eres importante.

Una vez que nos enteramos que estamos embarazadas sabemos que nuestra vida cambiará para siempre. No solo tiene que ver con los cambios físicos que estamos cerca de experimentar. Se trata de entender y asumir que de ahora en adelante hay una pequeña persona que una vez que nazca dependerá la mayor parte del tiempo de nosotras.

No olvidarnos que también somos importantes

Nos emociona mucho el hecho de convertirnos en madres y poder dedicarle la mayor parte de nuestro tiempo a ese papel tan hermoso e importante, pero no debemos olvidarnos de nosotras como personas, esposas, amigas y mujeres.

Toma en cuenta estos prácticos consejos y regálate un break

Organización: poco a poco crearás tu rutina con el bebé. Organiza tu tiempo y sus tiempos de comida y siestas durante el día. Sabemos que es agotador, pero el tiempo en el que el bebé descanse puedes aprovecharlo para trabajar en tus proyectos y adelantar tareas.

Pide ayuda: a veces estamos tan agotadas que no rendimos lo suficiente. No tengas miedo de pedir ayuda. Siempre hay personas a nuestro alrededor dispuestas a ayudarnos. Pareja, mamá, hermanas o amigas. Apóyate en quienes están cerca y date un pequeño espacio. Descansa, sal a respirar aire fresco, tómate un café o simplemente siéntate a ver un capítulo de tu serie favorita.

Sé realista: No siempre puedes con todo, el tiempo que demanda tu bebé es mucho. Sabemos que eres capaz de lidiar con todo pero busca adaptarte a la nueva rutina poco a poco. Y ve agregando tareas y actividades que solías hacer antes a tu ritmo, no hay ningún tipo de apuro.

No te exijas demasiado: tampoco te castigues o decaigas. Disfruta cada proceso y los tiempos de ocupación y libertad que tengas. Las exigencias y expectativas pueden jugar en tu contra. Respira profundo y adelante que una vez consigas diseñar tu rutina ideal, todo será mas sencillo.

Las nuevas etapas requieren tiempo y paciencia para que te adaptes. Disfruta el proceso, y adapta la rutina del bebé poco a poco a la tuya. No te olvides que sigues siendo una mujer trabajadora que ahora podrá compartir cada logro con esta pequeña persona que te acompañara la mayor parte de tu tiempo.

Cuando somos mamás disfrutamos con emoción los pequeños detalles, hasta una salida al súper puede convertirse en ese break que tanto necesitamos para despejar la mente y volver a nuestra rutina.

Te recomendamos en video: