Los siete errores que no debes cometer al visitar a un recién nacido

Lo más importante es no irrumpir en la dinámica de la nueva familia.

Cuando llega un nuevo integrante a la familia o el bebé de tu mejor amiga nace todas queremos ser la primera en cargarlo y hasta la tÍa favorita, pero existen reglas básicas que debemos tomar en cuenta antes de visitar por primera vez a un bebé recién nacido.

Llama antes de la visita

Es importante notificar tus intenciones de visitar al nuevo integrante de la familia. No quieres interrumpir la dinámica que aún tratan de descubrir sus papás con las horas de sueño.

No tardes mucho

Una vez aprobada tu solicitud de visita no tardes mucho. Recuerda que mamá debe descansar la mayor cantidad de tiempo mientras el bebé duerme para recuperar energías.

Opina cuando te pregunten

Cada persona tiene su idea de cómo quiere desenvolverse como papá o mamá. Trata de no emitir comentarios si no son solicitados, hay personas sensibles que pueden ser vulnerables a algún comentario.

Lleva un regalo

No tiene que ser el más costoso o elaborado, pero un detalle te hará ver muy bien y es una excelente excusa para la visita. Si hay un hermanito o hermanita menor, no te olvides de llevarle un pequeño detalle y hacerlo sentir especial.

No uses perfume

Los olores fuertes no son recomendables para los bebés, así que prepárate adecuadamente para la visita.

Contrólate

No le tomes fotos, lo beses o cargues sin antes pedir permiso a sus padres. Tampoco tomes una foto sin consentimiento.


Habla con la mamá

Siempre hazle saber a la mamá el gran trabajo que esta haciendo, todas sabemos que la llegada del bebé requiere mucho esfuerzo.

Te recomendamos en video: