Tu hijo varón también necesita cariño y amor, igual que todos

Llegó el momento de romper estereotipos

Lo hemos visto hasta el cansancio. Está en los comerciales de juguetes, donde las niñas son pequeñas mamás amorosas y los niños héroes de aventura. O en las películas que muestran a las mujeres como sensibles y analíticas y a los hombres como seres incapaces de expresar sus sentimientos.

Los estereotipos de género están en todas partes y, como papás y mamás, nos toca empezar a derrumbarlos.

Esta vez, quiero hablar de los varones. Existe la creencia errónea de que ellos son más bruscos, más rebeldes, con un carácter más fuerte. La gran mayoría recibe una educación basada en ese estereotipo y, cuando crecen, aprenden a no llorar, a ocultar sus sentimientos y a aparentar ser fuertes en todo momento. Incluso cuando son ellos quienes necesitan de los demás.

En realidad, los niños son más vulnerables que las niñas. Lo demostró un estudio de la Universidad de California, que comprobó que sus cerebros maduran más lento y, por ello, necesitan más atención emocional. Los niños necesitan tanto amor como ellas.

Yo quiero un mundo en el que mi hijo varón pueda ser él mismo sin miedo a ser juzgado. En el que los niños aprendan que llorar está bien, que expresar sus emociones es una señal de fortaleza y no al revés y, sobre todo, que merecen ser queridos y cuidados. Quiero que sepan que todos esos abrazos y besos son bienvenidos y que sus sentimientos son tomados en cuenta.

Nos corresponde a papás y mamás enseñarles a usarlos sabiamente y ayudarles a tener una buena salud emocional, que irá más allá de su infancia hasta la edad adulta.

Nuestros niños deben saber que no hay necesidad de hacerse los fuertes si algo les da miedo. También a dejar de guardarse las palabras y empezar a sacarlas, o de lo contrario crecerán llenos de frustración. Eduquémoslos con amor, paciencia y mucha comunicación.

Si quieres más información sobre crianza, visita el sitio Naran Xadul.

Te recomendamos en video: