Fotos de bebés que muestran que no todo en la vida puede ser perfecto

Las fotos familiares no siempre revelan la realidad que viven los padres de recién nacidos.

Cuando llega un nuevo integrante de la familia, todos se vuelven literalmente locos por sacar miles de fotografías. La tecnología actual ha facilitado esta obsesión de los adultos por capturar imágenes del nuevo bebé, quienes incluso contratan servicios especializados para lograr el “retrato familiar perfecto”.

Si bien casi todas estas imágenes muestran a los bebés en situaciones adorables y casi sacadas de una película de Hollywood, muchas veces los fotógrafos trabajan la paciencia – y su arte – para captar el momento ideal de un recién nacido quien no controla esfínter o sus ganas de devolver su comida.

En medio de esta ajetreada vida de padres que deben coexistir con pipí, vómitos, caca, entre otros flujos corporales, las fotografías “perfectas” parecen obviar esta realidad. Hasta ahora.

Te invitamos a conocer los momentos en que los bebés han arruinado literalmente las fotos familiares en esta selección realizada por el sitio Bored Panda:

1660x650-2.jpg

© Memory Portraits by Gigi

2660x650-3.jpg

© Lauren Ashley Photography

3660x650-2.jpg

© Kirsty Grant

4-15.jpg

© Abbie Rogers

5660x650-2.jpg

© Peekaboo Photos

9660x650.jpg

© KellerBrash

17660x650.jpg

© Alisa Sue Photography

15660x650.jpg

© Dalia Drulia Photography