6 mitos sobre el sueño de los bebés

¿Alguna vez has escuchado el comentario de que cuándo seas mamá, te olvidarás para siempre de lo que es dormir en paz?

¿Alguna vez has escuchado el comentario de que cuándo seas mamá, te olvidarás para siempre de lo que es dormir en paz?

Aunque decir “para siempre” es sin duda una exageración, lo cierto es que un recién nacido hará que tu vida cambie en un 200%, sobre todo en tus horarios de sueños, por lo que si ya te sientes cansada y sólo deseas que tu bebé duerma al menos un par de horas, ojo con “los consejos” que recibas, ya que no todos se basan en prácticas recomendadas por expertos.

A continuación, te contamos cuáles son los mitos más comunes sobre el sueño del bebé:

1-. Los recién nacidos no necesitan un horario de sueño

Falso. Generar un horario regular en el descanso de tu bebé, ya sea en la noche y la hora de la siesta, les otorgará  una rutina tranquilizadora y ayudará a crear hábitos que en un par de meses los llevará a dormir plácidamente toda la noche.

2-. Los bebés pueden dormir toda la noche sin despertarse

Al igual que nosotros, los recién nacidos se despiertan unas cuatro veces durante la noche, pero antes de los seis meses, ellos no saben cómo volver a conciliar el sueño, por lo que es necesario generar un ambiente agradable; acariciarlo, cantarle despacito.

3-. Tu bebé dormirá toda la noche si le das alimentos antes de los 6 meses

Darle alimentos a tu bebé antes de los seis meses para que se sienta satisfecho y de este modo no despierte durante la noche para ser amamantado, es una pésima práctica, ya que su organismo no está preparado para ingerir alimentos, lo que puede provocar alergias, malestar estocmacal, incluso, reflujo

4-. Deja que tu bebé duerma en un columpio o hamaca vibratoria para que se relaje

Es cierto que lograrás que tu bebé se relaje, sin embargo, corres el riesgo de depender de estos artefactos para que tu pequeño se duerma. Por otro lado dejar que su cama se convierta finalmente en un columpio o hamaca, es como si durmieras en el asiento de un bus, si bien, conseguirá dormir, su sueño no será ni profundo ni reparador. Qué decir de la activación de las hormonas de crecimiento y desarrollo.

5-. Si no lo dejas dormir siesta, dormirá más horas durante la noche

Falso. Mientras más cansado esté tu bebé, mayor dificultad tendrá para dormirse por la noche, debido a que un cansancio excesivo les hace segregar cortisol, una forma de adrenalina. Razón por la que tendrá un mal sueño y de seguro despertará más veces.

Ahora, es natural que a medida que tu bebé vaya creciendo, necesite menos siestas. Pasar de dos siestas a una se da casi espontáneamente, entre los 15 y los 18 meses. Y a los 5 años,  las siestas ya serán cosa del pasado.

7-. Lo lamento, pero tu hijo nunca podrá dormir bien

Todos los niños pueden aprender a dormir bien. Si un bebé no ha adquirido buenos hábitos de sueño, de seguro tendrá problemas para dormirse, pero una vez que trabaje los buenos hábitos del sueño, lo conseguirá.

Por cierto, aprenderás a apreciar y valorar más el arte de dormir.

Fuente: BabyCenter.com