Cuidados de la piel durante el embarazo

Se viene el día de la mamá y durante estas semanas queremos dedicar parte de nuestros artículos a aquellas mujeres que se convertirán por primera vez en madres, entre ellos algunas recomendaciones que debieras tener presente.

Se viene el día de la mamá y durante estas semanas queremos dedicar parte de nuestros artículos a aquellas mujeres que se convertirán por primera vez en madres, por lo que hoy hablaremos del cuidado de la piel durante el embarazo; manchas, higiene y el tratamiento preventivo de las estrías, uno de los temas que más preocupa a las mujeres durante esta etapa.

Manchas en la piel

Durante el quinto mes de gestación es normal que las mujeres presenten manchas en su rostro, éstas son conocidas con en nombre de cloasma o “máscara del embarazo”.

El cloasma es una una condición generalmente hereditaria y hormonal, sin embargo el sol es un factor principal para el desarrollo de estas manchas.

Para prevenir esta “máscara del embarazo”, lo mejor es utilizar protector solar sin alcohol, pero en caso de que ya hayan aparecido, se recomienda evitar la exposición del sol, utilizando protección total (SPF 50+).

Las manchas del embarazo no siempre se pueden prevenir del todo, sin embargo el uso de un protector solar ayudará a que éstas no sean tan oscuras y permitirá que desaparezcan más rápidamente luego del parto.

Higiene de la piel

Puedes bañarte las veces que quieras y cuando quieras, siempre y cuando tengas un embarazo normal y no de alto riesgo. Para el baño, lo ideal es que utilices jabones neutros y cremosos y que la temperatura del agua sea estable y nunca muy alta, por más friolenta que seas.

Usa cremas sin perfume para evitar irritaciones y si notas que tu piel está muy seca, usa productos tipo bálsamo, y si por el contrario se vuelve muy grasa, utiliza leches y productos libres de aceite.

Estrías

Como muchas deben saber, las estrías se producen cunado las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen, es decir se daña la parte más profunda de nuestra piel.

Durante el embarazo estas rasgaduras en tu piel son casi inevitables, entre el 70 y el 90% de las mujeres las desarrollan y aunque para la mayoría se trata de un mal indeseable en términos estéticos, afortunadamente no comprometen tu salud ni el funcionamiento de tu organismo.

Las estrías tienden a aparecer durante la última etapa del embarazo, pero esto dependerá mucho de tu organismo, herencia genética o del cuidado que pongas en tu piel para prevenirla.

Para prevenir la aparición de estrías, es recomendable que:

• Hidrates tu cuerpo: Mientras más preparada esté tu piel para estirarse, menos posibilidades de que los tejidos se rompan, por lo que es importante mantener una hidratación frecuente en las zonas más propensas a la aparición de estrías (abdomen, mamas, brazos, muslos), realizando un masaje suave dos veces al día con cremas corporales hidratantes o antiestrías y así aumentar la circulación. (esto también lo puedes hacer sin necesidad de estar embarazada).

• Bebe dos litros de agua al día.

• Sube de peso de forma controlada.

Esperamos que te hayan servido estos consejos, y que disfrutes de un lindo embarazo.

Fuente; natalben.com