Chile: Un post natal con letra chica

Una promesa de campaña que tambalea.

bebe.jpg

(cc) Flickr.com/axelsrose

Con ese término calificaron en la oposición los últimos dichos de Sebastián Piñera respecto de alargar el postnatal en nuestro país. El conflicto se encendió cuando nuestro presidente dijo que este período después del parto sería flexible y llegaría “hasta” los seis meses”. Fue justamente esa palabra, “hasta”, la que inició el debate y la que acusó a esta promesa de campaña de tener letra chica.

Todos nos acordamos cuando Sebastián Piñera candidato se paseaba rodeado de mujeres embarazadas y les prometía que alargaría el post natal en seis meses, ellas por supuesto que reían felices, pero la sonrisa pep les duró hasta hace unos días cuando el mismo hombre dijo que el proyecto que enviarán al congreso sería un postnatal flexible, es decir, un tiempo para la madre y otro para el padre que puede ser tomado por la mamá de nuevo (como siempre prometieron), pero que no fija la extensión del período a seis meses y que harían lo posible por llegar. Así quedamos todos con cuello y la promesa principal de campaña llegó hasta donde pudo.

Sin embargo, la vocera de gobierno Ena Von Baer dice que no hay que apurarse en los juicios ni convertirse en futurólogos porque nuestro presidente va a cumplir con lo prometido, claro que “hasta” donde pueda. El plazo del post natal será el primer proyecto de ley que se envíe al congreso en marzo luego del descanso presidencial.

Otra mujer que defendió el proyecto del presidente fue la diputada RN Karla Rubilar, la misma que llegaba al congreso con su hijo a cuestas porque no existía un post natal decente. “Yo creo que es importante saber que en el programa presidencial siempre se habló de flexibilizar el posnatal y de extenderlo hasta seis meses”, dijo ayer al diario La Tercera. Mientras que la diputada falangista Carolina Goic dijo que se trataba de publicidad engañosa y señaló que “le exigiremos al Presidente que cumpla su palabra y que extienda el postnatal a seis meses”.

Desde la oposición dicen que es terrible que no se cumplan las promesas de campaña porque hacen perder la credibilidad en el gobierno y en el manejo de Chile. Eso dijo la ex ministra de salud Laura Albornoz y ahora vicepresidenta de la DC. “Sería bueno que (Piñera) explique por qué el cambio, ya que queda la sensación que se engañó y no es bueno se crea que el Presidente le mintió a más de la mitad de la población del país”, dijo Albornoz.

Por otro lado, Evelyne Matthei dijo que “efectivamente, el Presidente prometió seis meses, y yo le pregunto a las mujeres: ¿ustedes creen que es mejor cumplir exactamente con lo prometido, o creen que lo más importante es hacer las cosas bien?. Desde el punto de vista mío -añadió- lo más importante es hacer las cosas bien, porque si voy a cumplir una promesa y hacerle daño a la mujer, por favor…”, dijo a El Mercurio de Antofagasta. “De todos modos se va a alargar y se están buscando fórmulas con las cuales se pueda llegar a los seis meses pero que no sean full time”, agregó.

Qué mal que una vez terminada la campaña aparecen las letras chicas, en todos los gobiernos.