Los vientres de alquiler están cada día más de moda entre los famosos

Ahora les tocó a Nicole Kidman y Keith Urban.

nicole523x350.jpg

Les contamos hace algún tiempo que el cantante Ricky Martin fue padre de mellizos gracias a un vientre de alquiler, lo mismo hizo el jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo y esa misma opción fue la que siguieron Elton John y David Furnish, ahora es el turno de Nicole Kidman y Keith Urban.

Al parecer a los más famosos les cuesta convertirse en padres, ¿o será que siguen la opción de moda? Tal vez Nicole no quería engordar ni sufrir los dolores del parto y entonces se decidió por lo que significaba menos riesgo porque a sus 43 años y con una carrera tan prominente no se puede poner en peligro, lo más fácil era arrendar. Como sea, la opción de alquilar vientres realmente se está convirtiendo en la tendencia de los futuros padres.

Como ellos, los otros famosos que han tenido hijos de esta manera no tienen palabras de agradecimiento para las mujeres que arriendan sus vientres (a un precio altísimo, por supuesto). Pero ¿qué pasa con ellas después de que entregan al niño? Se quedan con una sensación de vacío, qué triste no poder quedarse con el bebé que tuvieron durante nueve meses, por el que tuvieron dolores, engordaron y al que vieron nacer. Me recuerda, muy lejos de la realidad igual, al sufrimiento que vivió Phoebe de “Friends” cuando le prestó el útero a su hermano menor para que pudiera ser padre con los óvulos de su esposa implantados en la rubia.

Incluso el diario El País señala que se está convirtiendo en una práctica recurrente entre las estrellas, ¿por qué será? ¿Realmente no querrán pasar por el parto? Es cierto que padres son los que crían, no basta con tenerlos, pero esas mujeres que actúan de cigüeñas y que arriendan sus úteros deben terminar con cierta angustia luego de entregar a los niños, más si son las que deben pasar por todas las complicaciones mientras las estrellas descansan y aparecen en alfombras rojas rodeados de flashes esperando por el retoño.

Nicole y Keith anunciaron su reciente paternidad después de pasearse por la alfombra roja de los Globos de Oro, ella por supuesto sin ni un poco de guata y muchísimo menos rastro de embarazo, obvio si la que se convirtió en “madre” fue la mujer que el 28 de diciembre pasado aguantó las contracciones en Nashville. En el caso de esta pareja, ellos sí son los padres biológicos de la pequeña a diferencia de Ricky, Elton o Cristiano quienes no aportaron con sus espermios.