Lifestyle

Para los amantes del vino: ¿Conoces cuáles son los vinos más caros y exclusivos del mundo?

Septiembre el mes del vino conoce algunos de los más exquisitos.

Si bien el vino está al alcance de cualquier mesa, es indudable que existen algunas botellas de esta bebida que únicamente pueden ser costeadas por bolsillos “holgados”, por decirlo de alguna manera. En este post vamos a hacer un repaso por la gama alta del mundo vinícola, mostrándote cuál es el vino más caro del mundo.

Domaine de La Romanée-Conti

Vino tinto de Borgoña cuyo precio es de 15000 euros la botella. Pertenece a las familias borgoñesas Leroy/Roch y Villaine, cuyos viñedos se remontan al año 1232, cuando las dos primeras hectáreas fueron adquiridas por el Abad Saint Vivant.

El Domaine de la Romanée-Conti nació en un pequeño viñedo al lado de Vosne-Romanée. La empresa solo comercializa 6000 botellas al año, siendo esta escasez uno de los factores de su alto precio, además de su excelente sabor y una acidez que le permite evolucionar favorablemente durante muchas décadas.

AurumRed

Uno de los vinos más caros del mundo se elabora en España, en Pedroñeras, concretamente.

Su edición oro tiene un precio que oscila entre los 17000 y los 25000 euros, aunque una botella de 16 litros, obra del artista Alberto Rodríguez Serrano, ha llegado a pagarse por la estremecedora cifra de 340000 euros, lo que lo convierte en uno de los vinos más caros del mundo.

El vino AurumRed tiene mucha finura y elegancia, con esencias de brevas y pan de higo, y unas notas especiadas de pequeñas frutas, cassis y cacao.

Egon Müller Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese

Vino blanco, concentrado y dulce elaborado por Egon Müller, en la región del Bajo Saar.

El precio medio de este vino ronda los 11000 dólares, aunque se han llegado a pagar 35000 euros por una botella.

Se vinifica partiendo de una selección estricta de uvas absolutamente pasificadas y deshidratadas, siendo su producción únicamente de unos cientos de botellas.

Château Lafite

El Château Lafite Rothschild es producido en la región francesa de Médoc, al noroeste de Bordeaux, desde hace siglos. Sus vinos son de su famoso primer cru y están considerados como uno de los grandes tintos del mundo.

Las uvas con la que se elabora este vino son de la variedad cabernet sauvignon, aunque también suele emplearse merlot, cabernet franc y petit verdot.

Una botella de Château Lafite Rothschild de la cosecha de 1787 se vendió en la londinense Christie’s por 160000 dólares en el año 1985.

Su precio no solo se debió a su calidad y antigüedad, también al hecho de haber pertenecido a la colección privada de Thomas Jefferson, el tercer presidente de EE. UU. La botella tenía grabadas sus iniciales.

Château d’Yquem

El Château d’Yquem 1811 está considerada una de las mejores añadas de la historia. Es un vino ‘Premier Cru Supérieur’, producido en la región francesa de Sauternes, en el suroeste de Bordeaux, desde hace siglos. Está considerado como uno de los grandes vinos blancos dulces del mundo.

Las uvas con la que se elabora este vino son de la variedad Semillón, que se someten a podredumbre noble y cuentan con una concentración elevada de azúcar debido a los hongos que las invaden se encargan de deshidratar los granos. Es un tipo de elaboración especial de muy bajo rendimiento que requiere unas condiciones climáticas y ambientales precisas, por lo que no siempre es posible su elaboración. Debido a su concentración de azúcar y alcohol, el vino puede durar siglos.

Penfolds

El Block 42 2004 de Penfolds, vino australiano, ha llegado a venderse por el espectacular precio de 168000 dólares.

Elaborado con la variedad de uva Cabernet Sauvignon, su producción se desarrolla en el valle Barossa, a dos horas de la ciudad de Adelaida, donde la tradición vitivinícola se remonta a mediados del siglo XIX.

Cheval Blanc

Una botella imperial de Château Cheval Blanc 1947 fue subastada y vendida en 2010 en Ginebra, en la sala de subastas Christie’s por nada más y nada menos que 224598 euros.

Diferentes especialistas definieron a este vino como uno de los mejores Burdeos de la historia, tanto por su excepcional calidad como por su gran longevidad, pudiendo ser disfrutado sin problemas mucho más allá de su medio siglo de vida.

Más en Nueva Mujer:

Tags

Lo Último


Te recomendamos