logo
¿Por qué  las tendencias no son tan literales como crees?
Lifestyle 12/08/2021

¿Por qué las tendencias no son tan literales como crees?

¿Por qué podemos vestirnos evocando a los años 60, 90 y 2000 al mismo tiempo? Esta es la explicación.

Luz Lancheros, MWN 

Cada año, en el coolhunting, basándose en movimientos sociales, culturales y hasta políticos, se encuentran patrones que se expresarán en el modo de vestir. Puede que duren años, mientras salen otros referentes que coexisten con los mencionados. También suelen transformarse dependiendo del devenir histórico. ¿Por qué las tendencias no son tan literales como crees?

Por supuesto, también dependen del contexto: no es lo mismo hablar de consumo de fast fashion en países en vías de desarrollo –donde es menor el ingreso per cápita y hay cargas arancelarias que incluso pueden, por costos, hacer que ciertas marcas lleguen a solo unas personas con alto poder adquisitivo– que en países desarrollados, donde este precio puede ser accesible a un público más amplio y, por ende, se puede hacer un reemplazo más rápido de la pieza. 

¿Por qué las tendencias no son tan literales como crees?

También hay marcas y movimientos que contrastan, así como estéticas opuestas coexistentes: vimos en el último año y medio vestidos “para salir” de la mitad para arriba, en leggings o en loungewear; pasarelas virtuales, eso sí, muy exuberantes y que mostraban vestidos complejamente elaborados que robaban el aliento. 

¿Por qué pasa esto? 

Eso fue de lo que Metro habló, en el marco de Colombiamoda 2021, con Ada Gómez Jolly, directora de Fashion Snoops para Habla Hispana, sobre los sentimientos culturales de 2023 y todo lo que está pasando –y pasará– para que se refleje en lo que usas y lo que comprarás en el futuro. 

¿Por qué las tendencias no son tan literales como crees?

P: Lyst sacó hace poco su lista de las marcas más amadas. Gucci encabeza el primer lugar, con la expansión y reinterpretación de su universo kitsch y multirreferencial. Pero también vemos piezas en auge que evocan los primeros años de la década de 2000. ¿Por qué pasamos del reinado de los 90 a esto?

–Antes que nada, Gucci tuvo una conversión extrema. Entró Alessandro Michele y la reformó completamente. Anteriormente, la marca era clásica. Como para un mercado asiático. Michele se desliga de las temporadas y se enfoca en las prendas. Y en todas sus pasarelas, modelos y lookbooks, verán gender fluidity. Se enfocó en la inclusividad. Fue a un mercado mucho más irreverente, que Gucci no tenía. 

¿Por qué las tendencias no son tan literales como crees?

Ahora bien, si hablamos de los 90, son muy minimalistas. Michele no lo es. Y se fue al trash (muy aunado con las estéticas que estamos viendo) a través de la confrontación de texturas. Y él diseña desde una creatividad extrema, pero la aterriza y no está enfocado solo a un cliente. 

P: Pasemos al loungewear. ¿Cómo se va a transformar apenas comience la desescalada masiva en muchos países de las cuarentenas? 

–Tendremos una fusión con la ropa que usábamos para salir, pero el loungewear se queda un rato más. Ahora, imagínense un loungewear con lentejuelas y tacones. Se va a ir adaptando poco a poco y ya estamos en ese proceso. Se empieza a ver en telas satinadas, prendas más fluidas, ajustadas. Y eso ya se ve en el loungewear. Aunque se ve la otra parte: la persona que quiere todo ajustado, el maxi tacón, y lo aparatoso. 

“En la moda siempre existirán contrastes. Ahora mismo, está quien quiere todo digital aún, con experiencias más refinadas y personalizadas. Y gente que por la pandemia quiere tocar, ver, oír. Generar otros modos de conexión”. 

P: Irónicamente vimos vestidos de loungewear, muchas pasarelas virtuales. Pasarelas de casas que evocan su ADN esencial. Dior con sus siluetas griegas en Crucero 22, Schiaparelli reinventa el surrealismo de Elsa. Entre otros ejemplos. ¿Por qué? 

–Porque en medio de esta pandemia, queremos regresar al hogar y sentirnos seguros. Entonces, hay nostalgia. Muchas casas de diseño se van a lo seguro con los consumidores. También vimos esa nostalgia de los 60, esos colores pastel, ¿por qué? porque evocan un lugar seguro. 

¿Por qué las tendencias no son tan literales como crees?

Ahora, en los Sentimientos Culturales 2023 hablábamos de la moda táctil. Lo vemos con técnicas como el croché, que en estas temporadas han sido ampliamente exploradas. Y la moda digital está en auge también. ¿Cómo coexisten ambos mundos y por qué? 

Siempre, habrá en la moda, muchos contrastes. Y entonces encontrarás en la parte digital experiencias más personalizadas. Incluso puedes probar la prenda digitalmente y te llega. Pero hay gente que no quiere eso. Que quiere tocar, ver, sentir. Porque esa desconexión que tuvimos con la pandemia, y genera una ansia de conexión.