logo
De vuelta a la ropa de “salir”, pero cómoda
Lifestyle 13/05/2021

De vuelta a la ropa de “salir”, pero cómoda

Luego de un año (o mucho más en algunos países), muchas personas deben retomar su vida de antes, si hablamos de moda. Pero no vuelve como tal, del todo.

Luz Lancheros, MWN

En las pasarelas de varias casas de moda, en las últimas temporadas, si bien veíamos streetwear, veíamos la tozudez con la que muchos diseñadores no dejan morir las ocasiones de uso. De vuelta a la ropa de “salir”, pero cómoda

Schiaparelli, Versace, Balmain, Valentino, entre otras firmas, mostraron que en algún momento volveríamos a la normalidad y esto traería consigo toda esa fastuosidad de la que nos perdimos por mucho tiempo.

Por otro lado, según el informe de Lyst –el mayor buscador de moda a nivel mundial–, “The Lyst Index”, mostraba que los zapatos de tacón y vestidos repuntan como categorías de búsquedas hasta en un 222%.

De vuelta a la ropa de “salir”, pero cómoda

Esto, con artículos como los mules Devon de The Attico o el vestido de tirantes de Nensi Dojaka.  También, se han demandado bolsos Hermès en un 430% (en reventa).

También pasó con las diademas rojas (gracias a Amanda Gorman), aunque no ha bajado la demanda por ropa deportiva y de entrenamiento. 

Pero, ¿cómo van a convivir estos dos mundos? La experta en tendencias de WGSN, Catalina Marín, nos da unos insights al respecto.

Equilibrio

¿Cómo será la ropa profesional? De los bralettes y loungewear tan lujosos que hemos visto, así como de los leggings, será difícil despegarse. Así que habrá un equilibrio, afirma la experta.

“A medida que las personas regresan a sus rutinas de trabajo en oficina, surge la búsqueda de un equilibrio entre la casualización de la sastrería y la elegancia de la ropa de descanso.”

“Un enfoque más flexible hacia la ropa profesional/de teletrabajo se va a mantener. Esto, pues numerosas empresas están flexibilizando sus políticas o van a permitir que sus empleados trabajen permanentemente a distancia.”

De vuelta a la ropa de “salir”, pero cómoda

“Y aunque habrá una demanda por las siluetas estructuradas que quedaron relegadas en los últimos meses, a nivel comercial el look de #ocioytrabajo, más flexible y versátil, seguirá creciendo tras la pandemia”, explica Marín. 

“A medida que las personas regresan a sus rutinas de trabajo en oficina, surge la búsqueda de un equilibrio entre la casualización de la sastrería y la elegancia de la ropa de descanso.”

Catalina Marín, experta en tendencias de WGSN

Comodidad

Volver a “envolverse” en ropa interior con aros metálicos, o enfundarse en tacones, resulta algo incómodo para muchas personas otra vez. Incluso, porque perdieron la práctica.

Pero otras sí quieren hacerlo de nuevo, sin que esto les cueste otra vez ampollas o malestares. Esto, por el hecho de recuperar su normalidad y reafirmar su individualidad. Sí que hace de falta lo fastuoso luego de un año tan oscuro.

Al respecto, Catalina explica lo siguiente: “En los países donde avanza la vacunación, y donde hay un contexto de mejores condiciones, vemos que hay una creciente sensación de optimismo y esperanza sobre el futuro.”

“Por eso, las personas buscan productos y experiencias que los saquen de las rutinas que vivieron en el último año.”

“Esto implica una demanda de productos como camisas, vestidos, prendas de realce y acabados con brillo.”

La moda no abandonará el confort conquistado y éste deberá ser un requisito, desde la fibra, el tejido, las siluetas… La comodidad será imperante en todas las categorías”, afirma. 

Demanda

Aunque la gente ya esté buscando también “ropa para salir”, hay otros productos que siguen siendo demandados y que son cómodos. Esto, en productos diferentes.

Catalina Marín muestra esto con las camisas: “Estas se estancaron en ventas y han empezado a repuntar de nuevo. Vemos una saturación de ciertas piezas como las sudaderas.”

“Y, aun así ,veremos cómo detalles de performancia deportiva serán detalles de diseño clave en los pantalones. Esta demanda por la comodidad no sólo tiene que ver con la flexibilización del trabajo, también tiene que ver con los nuevos trayectos urbanos y las dinámicas de desplazamiento. “

“Así que el diseño modular y multifuncional serán fundamentales”, explica.

Retailers

¿Qué nos ofrecerán los retailers cuando ya muchos más países entren en normalidad? Quizás en pasarelas las cosas no cambien mucho, pero en retailers, estas interpretaciones variarán (es decir, usted se pondrá algo más accesible y depurado de lo que ha visto esta temporada y verá en la siguiente). Y esto es lo que se verá bastante, según las demandas de consumo, de acuerdo con la experta: “Las siluetas de descanso alternativas renuevan las colecciones centradas en la comodidad y el placer. Funcionarán igualmente bien dentro y fuera de casa –desde bodies polivalentes que se pueden usar solos o en capas hasta conjuntos deportivos de verano y conjuntos tejidos a juego–. Continúa la narrativa en torno a la ropa interior de punto con una sensualidad despreocupada, pues este estilo funcionará particularmente bien para el segmento más joven del mercado.”

De vuelta a la ropa de “salir”, pero cómoda

“Y también se apuesta por estilos sin mangas deportivos, tops cortos y minifaldas de punto. Se trata de ofrecer opciones más atrevidas que brinden una nota de novedad”, afirma.