logo
Lifestyle 30/04/2021

Cocaine Chic: La nueva narcoestética de Instagram

Si bien en Latinoamérica y sus países productores de narcóticos se creó una estética imperante, del lado anglosajón surge otra en redes sociales que permea otros referentes de nostalgia.

Luz Lancheros, MWN

1997: En México y Colombia morían miles a manos de los carteles y ambos países y sus habitantes eran estigmatizados por el tráfico de drogas (y todavía). Cocaine Chic: La nueva narcoestética de Instagram

Al mismo tiempo, se creaba una estética ostentosa del narcotraficante que brevemente vivía las mieles de la riqueza con el bling bling (y todavía).

Y, mientras marcas como Versace, Escada y mujeres curvilíneas (que “agringaron” las Kardashian y todavía existe); en la “Cool Britannia” Kate Moss personificaba el “Heroin Chic”.

Cocaine Chic: La nueva narcoestética de Instagram

Vestidos transparentes, minishorts, maquillaje plateado… las enormes fiestas.

Y, por supuesto, una película que condensaba de una manera bastante cruda todo ese glamour del consumo, “Trainspotting”.

Todo esto reflejaba cómo el consumo de drogas, más allá de un estigma, permeaba la cultura. 

Narcoinstagram

Y todos esos looks han vuelto, pero a través del fenómeno inverso: nacidos desde las redes sociales y desde el espectro del consumidor del Primer Mundo.

Cuentas de Instagram que no solo rescatan todos los referentes estéticos del auge de la cocaína como droga en Estados Unidos. También potencian un libertinaje pos pandemia inminente. 

Cocaine Chic: La nueva narcoestética de Instagram

Así, en cuentas como Neon Talk, New Age Cocaine, Obsessed by Neon y Cocaine Decor, entre otras, se encuentran todas las referencias ostentosas.

También las neokitsch, maximalistas y estridentes para los millennials amantes del rosa, plantitas e ilustraciones con trazados básicos.

Pero estas cobran un nuevo sentido desde cómo se glamurizó en la cultura estadounidense el narco y cómo también fue generador de estilo.

Michelle Pffeifer en “Scarface”, con una delgadez por su adicción, pero siendo más deslumbrante y elegante que nunca con sus vestidos de lentejuelas.

Películas como aquella, “Boogie Nights”, “Blow”,  hasta el apartamento dorado de Trump. Todo da referencias de una era amoral, decadente, pero ostentosa en su glamour.

Estas son material para estas cuentas que muestran todo el diseño y la estética del newly rich en los años 70, 80 y 90.

A esto, el periodista de GQ, Jason Diamond, lo definió en un artículo como “Cocaine Chic”. 

Narcoestética sin el “narco”

Rocky Hardy (seudónimo tomado de la amante de Sharon Stone en “Bajos Instintos”) es el creador de Cocaine Decor. Su lema es “glamourizando el uso de drogas con estilo”. 

“Abrí la cuenta por varias razones. Primero, quería crear mi propia cuenta estética, basada en lo que amaba y quería ver. En segundo lugar, me sentía nostálgico por la cultura estética de Tumblr.”

” Tumblr fue una forma en que soñé y reflexioné sobre los sentimientos, la estética y las vibraciones en el pasado”.

Cocaine Chic: La nueva narcoestética de Instagram

Esto le explica a Metro. Rocky abarca tres décadas con su cuenta, de los 70 a los 90 y también reflexiona sobre cómo impactó en la cultura estadounidense.

“La cocaína ganó popularidad en los Estados Unidos en la década de 1970 y alcanzó su punto máximo en la década de 1980. En primer lugar, esta la contextualiza.”

” No solo porque la cocaína fue una parte tan importante de este período de tiempo, sino también porque la gente tiene sentimientos complicados sobre ella. También tienen sentimientos complicados (generalmente negativos) sobre los consumidores de drogas. “

“La cocaína se considera glamorosa y destructiva, y ciertamente puede ser ambas cosas. La droga y la cultura de la droga tienen mucha complejidad.”

” Así que quería elegir un nombre para una cuenta que reflejara esos sentimientos paradójicos”.

Esto expresa Rocky, que se ha decantado más hacia el diseño de interiores y arquitectura. 

“Tampoco es un período específico. Los elementos de Cocaine Decor son efímeros. Por lo tanto, está situado en una época determinada, pero no reside por completo allí. “

“Cocaine Decor es un sentimiento, no un periodo de tiempo. Algunos lo han llamado “cocaína chic” y han dicho que es algo que sabes cuando lo ves, y Cocaine Decor pretende ser un término general para todo lo que cae bajo eso. “

“Es un poco de arte Deco (Renacimiento). Un poco posmoderno y, claro, recuerda al mismo tiempo a la tía vulgar de uno. También nouveau riche.”

“Y es el viejo glamour de Hollywood (Regency) con una pizca de Verhoeven.”

” Nos encanta y lo odiamos. Cocaine Decor tiene aliento histórico y al mismo tiempo mantiene su atemporalidad”, explica. 

Distintas “narcoestéticas”

Hardy abrió un Patreon para dar contenido exclusivo a sus seguidores, que han generado un interés exponencial en esos 70s más allá de su nostalgia obvia, sino en su parte más oscura.

“Tenemos de cierto modo, la estética de quien trafica y la estética de quien consume. Ya en los 90 teníamos el Heroin Chic con Kate Moss, pero con el Cocaine Chic, que viene desde Miami, vemos el lado de quién consume y desde la blanquitud. “

“Ahora, hay varias maneras de entender las adicciones: incluso tenemos a Snoop Dogg con la Marihuana Chic. Es un fenómeno que se estetiza desde diversos puntos de vista”.

Esto le explica a Metro Gustavo Prado, coolhunter y fundador de la agencia de tendencias Trendo.mx.

Este ha estudiado la narcoestética desde su propio país, bajo el dominio de los carteles. Y México y sí que ha redefinido, a diferencia de otros países productores y distribuidores de droga de la región, su propios códigos de narcoestética.

Esto va desde las buchonas (mujeres relacionadas con el narco) hasta reinterpretaciones más contemporáneas con el cantante de Música Regional Mexicana, Christian Nodal.

Este usa toda esa estética ostentosa con marcas de lujo como YSL y tiene más de 6 millones de seguidores en Instagram. 

La tendencia, traducida en retailers para 2021, se llama “Pariente Nuevo Regional”.

Prado explica que en TikTok “la Generación Z lo ve encantador porque es muy lejano. Como cuando íbamos a las hamburgueserías en los años 50. No son los 70s inocentes, comienza la cultura de la droga”.

” Uno de sus detonantes lo vemos en Once Upon a Time in Hollywood, donde esa cultura comienza a perder su inocencia, más aún luego de Vietnam. Y los años 70 nos dan esa  cultura contemporánea”.

Ahora bien, más allá de la carga de cada país y región con el consumo y el tráfico de drogas (cultural y social), el “Cocaine Chic”, nos permite explorar cómo impactaron las drogas y toda la estética alrededor de ostentación.

Esto, desde ámbitos de menos criminalización y a su vez, cómo impactaron en el estilo y referencias estéticas que seguimos usando.

Y que a su vez, son prueba de que luego de la sobriedad y hasta corrección. Vienen tiempos más hedonistas otra vez.

Cuentas para explorar en Instagram

@cocainedecor: si te quieres sentir en Scarface y en escenarios similares, esta es tu cuenta.

@obsessedbyneon: tangas de tiro alto, permanentes, maquillaje estridente y sí, mucho neón. Así lucían nuestros padres y ellos no lo quieren admitir.

@newagecocaine: curada por Kate Sennert, esta cuenta muestra las grandes casas conceptuales de aquella época, pero reinterpretadas en un sentido contemporáneo.

@neontalk: todos los objetos de deseo e ideales de belleza que ahora son cool.