A comer rico, sano y fresquito: ¡Gazpacho a la española!

Aprende esta receta ibérica cuyo ingrediente principal es el tomate.

¿Alguna vez oíste hablar del gazpacho andaluz?

El gazpacho es una bebida con varios ingredientes como aceite de oliva, vinagre, agua, hortalizas crudas, generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo.

Este plato, es muy típico de la gastronomía española, concretamente la andaluza (en el sur de la península).

Lo puedes hacer más líquido (incluso lo puedes llevar en botellas contigo) eso sí, cuidado con que no se corte el tomate, porque podrías sufrir una indigestión.

Gazpacho andaluz Gaazpacho típico de Andalucía, España.

Hacer un gazpacho andaluz es increíblemente fácil. Te damos los tips de la web directoalpaladar.

Ingredientes (para 6 personas)

  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 30 ml del vinagre de Jerez o el que más os guste
  • Un Kg. de tomates rojos bien maduros.
  • Diente de ajo
  • 150 g. de pan blanco (un trozo), molletes andaluces o si no encontráis pan de trigo blanco (mejor que tenga un día o dos)
  • Un pimiento verde grande
  • Un pepino
  • Otro pellizquito de sal (esto al gusto) y agua como ingrediente opcional
  • Para la guarnición: 1 cebolla pequeña, 1 tomate, 50 g de pimiento verde y 50 g de pepino. (todo en pequeños dados)

Preparación

El gazpacho es una sopa fría servida habitualmente como primer plato. De elaboración muy sencilla y a la que se le añaden diferentes hortalizas y verduras, aliño con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal.

En realidad, lo único para hacer es triturar.

  1. En primer lugar, limpia bien los tomates y lava toda la verdura que vas a emplear. Hay que tener en cuenta que es una receta que no va cocinada, y a pesar de acidificarla con el vinagre es muy importante que todo vaya bien limpio. Corta en cuartos los tomates y añádelos a un bowl grande.
  2. Después, pela los pepinos y corta los extremos en trocitos pequeños. Corta del mismo modo la cebolla pelada y el pimiento verde. Reserva.
  3. Ahora, corta el pan en trozos pequeños y añádele un poco de agua, deja reposar durante unos 10 minutos. Así ayuda a que el pan se ablande si está muy duro y será mucho más fácil de batir.
  4. Pela el diente de ajo y como lo vas a usar en crudo quítale el centro para que no repita.Añádele al bowl con el tomate y las demás hortalizas.
  5. A continuación, echa el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de Jerez y la sal. Tritura con la batidora hasta que te quede una salsa líquida.
  6. Pasa esta salsa por un colador. De esta manera, retira posibles trozos de piel y pequeñas pepitas que hayan quedado hasta que nos quede lo más fino posible. Prueba si está bien de sal y si no, rectifica con un poco más.
  7. Sólo te queda meter el bowl en la heladera y dejar que se enfríe, en un par de horas lo tendrás bien fresquito
  8. A la hora de la presentación, lo mejor es ponerlo en un plato hondo o cuenco y acompañar con unos pequeños trozos de jamón de bellota o unos taquitos de queso fresco tipo mozzarella.

¡Ya contarás! Muy buen provecho.

 

No te pierdas el video en