Disminuir el estrés y otros 5 beneficios de tener un gato como mascota, según la ciencia

Estos animalitos son los mejores compañeros que podrás tener y te mostramos por qué

Existen muchos beneficios al tener un gato como mascota, así lo asegura la ciencia, y es que son unos grandes compañeros y te robarán el corazón de inmediato.

Muchos prefieren a los perritos, porque consideran que los gatos causan más enfermedades o no son tan cariñosos, pero al saber lo positivo que traen a tu vida, cambiarás de opinión.

Beneficios de tener un gato como mascota, según la ciencia

Disminuyen las probabilidades de un ataque al corazón

Así como lo lees, los gatos te protegen de sufrir un ataque al corazón, y fue comprobado por la ciencia al realizar un estudio en el 2008 por el Instituto Stroke de la Universidad de Minnesota.

Esta investigación arrojó que aquellos que tienen gatos como mascotas tienen bajas probabilidades de morir por un ataque al corazón, en comparación a quienes no tienen gatos.

Exactamente, se descubrió que la reducción de un ataque al corazón es del 30%, y también se determinó que hay una disminución del riesgo de muerte por otras enfermedades cardiovasculares.

Gatos Los gatos te protegen de sufrir un ataque al corazón, y fue comprobado por la ciencia al realizar un estudio por el Instituto Stroke de la Universidad de Minnesota - Unplash

Ayudan a sanar huesos y músculos

También son una gran ayuda cuando tienes dolores en los huesos y músculos, pues según estudios, el sonido que hacen los gatos tiene un poder terapéutico que ayuda a sanar estos dolores.

Su ronroneo genera vibraciones “en una frecuencia entre 20 y 140 Hertz (Hz), y estudios han mostrado que las frecuencias entre 18 y 35 Hz tienen un efecto positivo en la movilidad articular después de alguna lesión”, según el medio Cultura Colectiva.

Disminuyen el estrés

Estar en contacto físico con gatos aumenta la producción de “ondas tetha cereables” en los humanos, llevando a estados de relajación y calma.

Además, acariciarlos reduce los niveles de cortisol, la hormona que se relaciona con el estrés, por lo que son unas mascotas perfectas para tener en casa.

Gatos Estar en contacto físico con gatos aumenta la producción de “ondas tetha cereables” en los humanos, llevando a estados de relajación y calma - Unplash

Te ayudan a tener un sueño reparador

Dormir con un gato te puede ayudar a tener un sueño más profundo, especialmente en mujeres, así lo han revelado estudios en el Reino Unido.

Además, una investigación realizada por la Mayo Clinic Center for Sleep Medicine reveló que 41% de las personas a quienes entrevistaron afirmaron que dormían mejor cuando lo hacían con sus gatos.

Reducen alergias

Al contrario de lo que se cree, las personas con gatos en casa tienen menos probabilidades de sufrir alergias, especialmente los niños menores de un año, una razón muy poderosa para tener un gatito como mascota.

El jefe de la sección de mecanismos alérgicos en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Según Marshall Plaut, explica que los niños que crecen con gatos viven protegidos contra las alergias comunes como al polvo, hierba, y también hacia las mascotas.

Gatos Al contrario de lo que se cree, las personas con gatos en casa tienen menos probabilidades de sufrir alergias, especialmente los niños - Unplash

Ayudan a personas con autismo

Los gatos son unas mascotas ideales para acompañar a personas con autismo, pues los ayuda de muchas formas, así lo han revelado diferentes estudios.

La terapia con animales, especialmente con gatos, ayuda a personas con autismo, especialmente niños, a comunicarse, y sentirse tranquilos, y según la ciencia, se debe al incremento en la producción de la oxitocina, la hormona que nos conecta con los demás e inyecta la fuerza que da forma al afecto, a la reproducción y la lactancia, al amor en todas sus formas.

Más de este tema

 

Te recomendamos en video