Diseños de orígenes ancestrales ¿El futuro de la moda colombiana?

Diseñadora colombiana resalta la cultura y tradición del país.

Cleiner Cabadías es una diseñadora chocoana que está adquiere inspiración de los pueblos indígenas del país. Diseños de orígenes ancestrales ¿El futuro de la moda colombiana?

La cultura y tradición ancestral de estas comunidades es una gran fuente de elementos culturales. Por eso, la diseñadora va más allá con sus diseños e intenta resaltar al colectivo.

"Busca resaltar a través de sus creaciones, aquellos elementos autóctonos e identitarios de un territorio resiliente".

Además, le da la importancia que merece a una comunidad que "se sobrepuso tras haber padecido históricamente flagelos como la violencia y el desplazamiento forzoso". Sus diseños parten de molas indígenas que siempre han sido catalogadas como importantes piezas artesanales.

 Cleiner Cabadías

Consisten en la elaboración de rectángulos, hechos en telas de diferentes colores, con una técnica especial. Representan al universo y cómo lo veían las comunidades ancestrales.

La composición enaltece a la naturaleza y el entorno que los indígenas siempre han resaltado. La idea con este tipo de diseño para Cabadías, es mostrar la conexión de diferentes comunidades colombianas. Y es que, un factor importante es mantener sus raíces y exaltar la riqueza del Chocó, su hogar.

"Plasmar es esa mixtura de culturas y etnias ancestrales de nuestro territorio, un contexto en donde se concitan las raíces del Chocó, con esa mezcla de las comunidades negras, blancas e indígenas".

Además de enaltecer las tradiciones ancestrales, la diseñadora le da un importante espacio a la comunidad que ha sufrido por el conflicto armado.

Para nadie es un secreto que algunos territorios de Colombia han estado bajo el conflicto armado durante más de 50 años. Precisamente, Cleiner es originaria de Bojayá, comunidad que sufrió una de las peores masacres en el año 2002.

Diseños de orígenes ancestrales ¿El futuro de la moda colombiana?

 Cleiner Cabadías

Por eso, cada una de las creaciones es elaborada por hombres y mujeres que han sufrido por la violencia en sus territorios.

"Con las mismas manos que se aferraron a la esperanza de superar los embates de la violencia, construyen una nueva historia para bien de sus familias y territorio".

Como muchas industrias, la moda también tuvo que adaptarse durante la pandemia. Y es que los elementos y las necesidades de las personas han cambiado con la emergencia por la COVID-19.

Es por eso que la colección fue renovada y ahora, además de las prendas tradicionales, cuentan con una línea de tapabocas.

Esta prenda de protección cuenta con varias molas indígenas que están inspiradas en la naturaleza y "resaltan los colores tradicionales de estas culturas". Finalmente, la diseñadora afirma que quiere trascender fronteras con sus diseños, las molas y la tradición indígena.

"El objetivo es, a través de sus creaciones, exhibir en las diferentes pasarelas del mundo lo mejor de las tradiciones y cultura ancestral de las comunidades indígenas y, que su origen, el departamento del Chocó, sea distinguido en el mundo a través del arte y el diseño".

 Cleiner Cabadías

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO: