Cheesecake vegano sin azúcar, sin lactosa, sin gluten y... ¡divino!

Parece imposible, pero se puede hacer este postre y es delicioso.

El cheesecake o pastel de queso es casi impensable sin leche y, por tanto, vegano. Pero que además tampoco tenga azúcar ni gluten, imposible. Aquí te demostraremos que además de posible es delicioso.

Ingredientes

Base

  • Dátiles, 150 g
  • Almendras crudas con piel, 200 g
  • Sirope de ágave, 2 cucharadas

Galletas sin harina, sin huevo, sin mantequilla ¡Y deliciosas! solo con dos ingredientes

Parece imposible pero sí se pueden hacer, y aquí te decimos cómo.

Relleno

  • Nuez de la india, también llamados anacardos oy merey, 250 g
  • Leche de coco con más del 15% de materia grasa, 200 g
  • Agua coco (la sacaremos de la misma lata que la leche de coco), 100 ml
  • Sirope de ágave, 75 ml
  • Aceite de coco, 50 ml
  • Vainilla en polvo, 1/4 cucharadita
  • Zumo de limón, 2 cucharaditas

Cobertura

  • Frutos rojos o solo fresas, 125 g
  • Semillas de chía, 1 cucharada
  • Zumo de limón, 1 cucharadita

Preparación

  1. Ponr en remojo las nueces de la India, en un bol por un mínimo de 8 horas Este paso es muy importante, si no lo hacemos la textura de la crema no será la correcta.
  2. Coloca la lata de leche de coco en la nevera por 24h. Es muy importante que contenga más del 15% de materia grasa para que cumpla su función. Lograremos que se separe la parte grasa de la parte acuosa.
  3. Ponemos en el vaso de la picadora los dátiles y las almendras y picamos. Se formará una pasta pegajosa. Añadimos también el sirope de agave.
  4. Repartimos la mezcla por la base del molde.
  5. Ponemos el molde con la base en el congelador.

Mientras tanto preparamos el relleno

Escurrimos las nueces. Los ponemos en el vaso de la batidora.

Abrimos la lata de leche de coco, y retiramos la crema de la parte superior de la leche de coco y la introducimos en el vaso de la batidora. No botes el agua que queda en la parte inferior de la lata.

Añade el sirope de ágave, el aceite de coco, la vainilla en polvo, el agua de coco y el zumo de limón.

Batimos hasta que nos quede sin grumos. Sacamos el molde del congelador, vertemos la mezcla sobre la base y vuelve al congelador.

Mientras tanto preparamos la cobertura…

Colocamos en el vaso de la picadora los frutos rojos, chía y el zumo de limón.

Sacamos el molde del congelador y añadimos la cobertura. Deja por 4 horas en el congelador para que quede firme.

Es importante que el molde sea desmontable para que quede perfecto.

Sácala del congelador y deja a temperatura ambiente media hora. Pasado este tiempo podrás consumirlo.

Te recomendamos en video: