El mundo de los cosplayers: Roles e importancia de la mujer

El cosplay, es una actividad artística donde hombres y mujeres representan a distintos personajes, de cómics, novelas o películas. Pero, ¿qué sucede dentro de ese círculo?

Fotografía principal: Cortesía de Juan Douek (@juandouek)

Erica Strangi (MN48430), es una joven licenciada en Psicología, terminando una maestría de Estudio de las Mujeres y de Género en la Universidad Nacional de Luján. Su tesis final: Un análisis a nivel cuantitativo y cualitativa basada en el mundo de la gente introducida en el Cosplay.

Erica Strangi Erica Strangi @ericosplay11, psicóloga finalizando una maestría de Estudio de las Mujeres y de Género en la Universidad Nacional de Luján y cosplayer desde hace dos años. - Instagram

Erica, pretende entrevistar a tres varones y a tres mujeres cosplayers con una  experiencia en el Cosplay entre 5 y 30 años.

La psicóloga, señala que además, le gustaría poder "delucidar bien cual es el rol" que tienen las mujeres y lo que transmiten en esta subcultura.

Si Erica encuentra "una práctica patriarcal", su interés sería llevar las conclusiones de la tesis, transformarlas en ideas y acercarlas  a los eventos para usarla como "una herramienta".

Sobre su rol rol como cosplayer, Eri Cosplay, como es conocida, cuenta que ella es cosplayer desde hace dos años.

Además de las entrevistas, para su análisis cuantitativo realizará encuestas elaboradas basadas en otras "50 entrevistas mínimo".

Erica, quien también es cosplay desde hace dos años, cuenta a Nueva Mujer que pretende "hacer un estudio exploratorio porque en Argentina hay muy poco análisis investigativo del cosplay trabajado desde la perspectiva de género".

"Hay algunos escritos, pero que tienen que veo con diferentes marcos teóricos,  pero no desde la perspectiva psicológica y de género que le intento dar. Además, la idea es poder ver qué pasa con las mujeres en los eventos de cosplay", añade.

La psicóloga, señala que además, le gustaría poder "delucidar bien cual es el rol" que tienen las mujeres y lo que transmiten en esta subcultura.

Si Érica encuentra "una práctica patriarcal", su interés sería llevar la tesis a los eventos para usarla como "una herramienta".

Sobre su rol rol como cosplayer, Strangi cuenta que ella es cosplayer desde hace dos años.

"Estudié 8 años teatro, hice canto y trabajo de psicóloga. El cosplay me permitió unificar todo mi bagaje. Lo bueno de estos eventos es que encuentras gente muy sana y se va armando una red muy linda donde se transmite conocimiento amistades y vínculos y a los eventos va muchos fotógrafos, que gracias a ellos también nosotros cobramos relevancia", dicta.
EL COSPLAY

"El cosplay es una disciplina artÍstica que tiene una conglomeración de distintas artes, uno puede practicar cosplay de distintas maneras, pero el cosplayer que está desarrollándose en esa disciplina maneja muchas artes, artes escénicas, los como Taekwondo o acrobacia. Tú puedes practicarlo, te vas a un sitio te compras un traje, te divertís, es un hobby te permite abrirte a distintas relaciones sociales porque cuando ves que te pusiste un traje de la mujer maravilla y te encuentras que hay otras tres mujeres maravilla se desarrolla esa comunicación", define.

La profesional, agrega que esta práctica puede ser tanto tenida como un hobby o como una profesional "en todas las áreas”.

 

EL COSPLAY EN LAS REDES SOCIALES Y LO QUE ESTO CONLLEVA

Érica, narra que aunque en realidad "el elemento más fuerte del cosplay son los escenarios", también se puede practicar en las redes sociales.

El mundo virtual, difiere mucho del de los eventos donde, detrás de las computadoras, se esconden algunos trolls, o haters, que tienden al acoso cibernético.

"Me pasó mas de una vez por redes sociales que recibí fotos indeseadas y tuve que reportar a los usuarios porque en las redes te vas transformando en una micro celebridad según los seguidores", confiesa Erica.

La psicóloga, devela que ella lidera un grupo de Cosplay integrado por 26 personas basado en el videojuego de Street Fighter (@strettfighterarg) “ donde algunos integrantes han sufrido hostigamiento.

"Nos pasó que a una compañera y a un compañero de mi grupo los atacaron, a ella por la edad y al otro chico por la peluca", asevera.

Lo que es sumamente curioso es que parte de estos atacantes virtuales, acuden a los eventos y allí no dan problemas.

"Suelen ser más hombres que mujeres. Yo de las situaciones que vi y que me contaron mis compañeras, eran de varones a mujeres y de gente que violenta contra cosplayers mujeres", cita Érica

 

LOS ESCENARIOS DE COSPLAY Y EL ROL DE LA MUJER

La cosplayer, asegura, que las mujeres que tienen una vestimenta más expuesta son las que reciben más dinero, en la mayoría de los eventos.

Al consultarle si corresponden a un estereotipo de belleza, la psicóloga plantea: "¿pasa que en todas las áreas la mujer más bella es más pagada, no?"

Para Erica, eso sería transmitir "una cuestión patriarcal hegemónica" pero aún no ha podido observar si se cumple esta hipótesis en el universo del Cosplay.

Aún así, asegura que "la mujer en ese nicho está mejor pagada que el varón".

"La cara visible es que las mujeres estamos mejor posicionadas y mejor pagadas, y por eso es interesante", declara y adiciona que "si tienen que elegir, contratan a una mujer como jurado".

"Primero porque somos más las mujeres cosplayers y segundo, porque las mujeres sabemos coser, maquillar y actuar, por algo que tenemos arraigado". especifica.

No obstante, Erica revela que los organizadores de los eventos de esta disciplina son cuatros, todos varones.

EL COSPLAY NO ES CONSENSO

Respecto si ha habido alguna situación abusiva, Érica, responde  afirmativamente.

La cosplayer, relata que  hubo un movimiento que se armó llamado "El Cosplay no es consenso", porque a veces se da el caso de que hay personas, que al tomarse fotografía con los cosplayers, tratan de aprovechar el contacto.

"La idea original es q en cada evento haya un lugar donde cualquier cosplayer q haya sido violentado, pueda acudir para que la ayuden", indica.

Strangi, formula que "por suerte el universo del cosplay no es tan grande" y eso permite enterarse "rápidamente si a alguna persona se le fue la mano o hubo abuso".

"Tendemos a socializarlo, escracharlo, yo  tengo una formación feminista y académica muy fuerte, pero hay pibas que van con 15 años y no tienen esa perspectiva, pero ahora ves con suerte como muchas de ellas van acompañadas por las mamás" .

PREJUICIOS SOCIALES

El cosplay, carga con varios prejuicios, en los que algunas personas tildan a los cosplayers de nerds o de extravagantes.

Eso es algo que le llama mucho la atención a Strangi.

"Hay una idea de que el que hace cosplay es inmaduro o le pasa algo en la cabeza,  y yo te diría ,desde la psicología que lo diferente asusta y lo distinto da temor, tu ves a una chica como yo, psicóloga ,que luego se transforma en Bellatrix de Harry Potter y lo que pasa es que tiene que ver con un hobby y uno si está ubicado y lo puede compartir por la gente es hermoso".

Erica, describe las muestras de cariño que recibe en los eventos como algo "muy genuino".

 

PRÁCTICA PARA VENCER LA TIMIDEZ

El Cosplay, puede ser una válvula de escape para las personas que encierran mucha introversión.

"Conozco bastantes varones que son bastante tímidos, entonces se buscan cosplayers que llevan máscaras, se ponen las mascara de Jason y hacen cosplay y eso les habilita a salir y a actuar. Es un universo muy amplio permite un sinfín de posibilidades", sostiene Erica.

El ser humano es un animal social, y sociabilizar es necesario desde el punto de vista neurológico.

Encontrar hobbies donde haya gente que tenga intereses similares, puede ser una experiencia muy gratificante, y aparte, poder jugar a ser otra persona y evadirte de la realidad, desde un punto de vista psicológico, podría decirse que es liberador.

 

 No te pierdas el video en