Cinco trucos para mantener el pan fresco por muchos días

Conserva la frescura de tus panes en simples pasos.

Aunque sepamos darle uso al pan duro y no se pierda porque lo utilizas en varias receta, no hay nada más rico que comerse un pan fresco.

Según el diario ABC, la clave está en que no pierda humedad, ya que ésta es la que mantiene a tu pancito con textura suave y esponjosa.

Trucos efectivos para quitarle el sabor amargo a tus berenjenas

Quitar el amargor es fácilmente solucionable y aquí te diremos cómo.

Así que no te puedes perder estos tips para poder disfrutar de tu pan como si fuera el primer día.

1. Escoge correctamente

Asegúrate de elegir un pan recién hecho en el momento en que llegues a la panadería, ya que si tiene más de un día, será imposible conservarlo en buen estado por mucho tiempo.

Toma en cuenta que el pan elaborado con algún tipo de grasa, como mantequilla o aceite, durará más tiempo fresco.

2. Déjalo enfriar

Según el portal directo al paladar, si fuiste por pan temprano en la mañana, pero te lo comerás hasta la noche, lo ideal es que lo dejes al aire hasta que se haya enfriado.

Si guardas pan recién horneado en una bolsa, el calor lo humedecerá, se arruinará y podrás olvidarte de tu pancito con leche para cenar.

3. Elige lo que te comerás

Pan Pan - Pixabay

Si compraste pan de caja, corta las rebanadas exactas que te comerás, ya que el pan cortado se seca mucho más rápido.

Lo mismo sucede con el pan dulce, procura comerte tus piezas enteras y no dejar pedacitos sobrantes.

Gorditas de pierna de pavo para desayunar ligero y con sabor mexicano

Esta versión light es con una carne más magra que es la de pavo.

4. Almacena en bolsas de papel o tela

Guárdalo en una bolsa de tela de algodón o lino, o incluso, en la misma bolsa de papel que te dan en las panaderías; si tienes, puedes colocarlo también dentro de la clásica caja de madera.

Según el portal Directo al Paladar, estos materiales le permiten respirar y conservar la humedad en su interior.

5. Utiliza el horno para traerlo a la vida

Si olvidaste cerrar adecuadamente la bolsa de pan y amaneció duro o aguado, puedes calentarlo unos minutos en el horno para que su consistencia se vuelva crujiente y sea más fácil devolverle la frescura.

Te recomendamos en video: