Análisis sobre Sueño de fuga: El drama carcelario sobre la libertad, la justicia, la resiliencia con mensaje esperanzador

La película, es dura y tiene imágenes difíciles pero su mensaje final es tan revitalizante que merece un análisis.

Aviso: no es una crítica si no un análisis por lo que hay spoilers.

En 194 se rodaba Sueño de fuga (The Shawshank Redemption), un drama carcelario con Tim Robbins y Morgan Freeman como protagonistas.

El filme comenzaba con Robbins,(Andy) un economista, sentenciado a cadena perpetua tras haber sido declarado culpable de violar y matar a su mujer.

Desde el principio, se sabe que Robbins es inocente y es enviado a la jaula de los leones.

Andy, era un importante vicepresidente de un banco, y al principio parece ser que en la cárcel durará poco.

No obstante, gracias a su carácter pacífico pero determinante, a su pasión por la vida, aunque sea entre rejas y a sus ganas de contribuir al mundo, hacen que se vaya transformando en uno de los presos más populares.

La película, tiene como principal planteo la libertad. Como bien dice Morgan Freeman(Red), la mayor parte de los presos allí son inocentes.Él mismo dice ser uno de los pocos culpables.

Sueños de Libertad Andy y Red traban amistad desde el primer momento, amistad que trasciende las celdas. - Instagram

Andy se enfrenta hacia la crueldad de los carceleros, capitaneada por el cruel alcaide Samuel (Bob Hunton).

Su personalidad obstinada, le hace querer mejor la situación de la prisión y contribuye a una importantísima recreación de la biblioteca.

A su vez, consigue, que él y sus compañeros puedan realizar ciertas tareas de prisión al aire libre, gracias al agresivo capitán Hadley a quien le promete ayudarlo con sus embrollos fiscales, si él y sus compañeros pueden trabajar en mínimas condiciones.

Asimismo, le va guardando las cuentas al odioso Samuel. Andy es una persona que gracias a su cultura e inteligencia se ha convertido en alguien imprescindible en el centro de prisión.

La película hace énfasis en la libertad, como uno de los bienes más preciados del ser humano y en cómo no la apreciamos en el presente, e incluso, cuando no nos acostumbramos a ella.

Aquí viene el ejemplo del anciano Brooks Hatlen (James Whitmore), quien tras cumplir su prisión, se suicida al no saber qué hacer con su vida.

En tiempos de Covid-19, obviamente no tiene nada que ver la situación de un recluso actual, pero es curioso, el suicidio del anciano, que demuestra que había logrado una zona de confort en la cuarentena.

En este confinamiento las enfermedades mentales se han triplicado, los ataques de ansiedad son lo más común, y los expertos preven que sucederán después de la cuarentena, junto a otros trastornos como la claustrofobia o agorafobia.

La libertad es algo tan preciado que en el momento en el que se nos arrebata, podemos perder la noción de quienes somos.

Pero Andy no lo hizo. Con una fuga que se asemeja a la de El Conde de Montecristo, y con una minuciosa paciencia, cava un túnel durante 20 años sirviéndose de un poster de la actriz Raquel Welch.

Una de las decisiones que llevó a Andy a acelerar su fuga fue el asesinato de un preso llamado Tommy Williams, que se hace muy amigo de todos gracias a su simpatía, y recuerda cómo un ladrón le contó en otra prisión previa como había matado a una mujer con su amante y su esposo había sido acusado, coincidiendo la historia palabra por palabra con la de Andy.

Pero el alcaide no lo quiere libre. Su personalidad utilitarista lo necesita, por lo que se deshace de Williams y ahí es la primera vez que vemos a Andy tocar fondo.

Andy, le comenta a Red, con la mirada perdida, su sueño por una ciudad mexicana llamada Zihuatanejo y le solicita ayuda para cuando salga de prisión.

Red piensa que su amigo está enloqueciendo, y le exige que vuelva a poner los pies por la tierra hasta que Andy escapa por el túnel.

La escena, después de atravesar una cloaca inmunda de kilómetros y kilómetros, donde cae a un río y se incorpora alzando sus brazos en una noche lluviosa, con la expresión más absoluta de felicidad por una libertad justa, es una de las más emocionantes de la Historia del Cine contemporáneo.

Al día siguiente, acude al banco haciéndose pasar por un millonario donde porta los documentos usados por el alcaide para abrir las cuentas bancarias.

Con 370 mil dólares en su cartera, Andy puede cumplir su sueño. En la cárcel el alcaide y el capitán enloquecen, nadie supo como lo hizo ni siquiera Red, a quien el banquero no quiso inculpar.

Red, finalmente logra salir bajo libertad condicional y acude al lugar donde lo citó su amigo.

Está atardeciendo, y Andy está limpiando una barca. Los dos se reencuentran.

Zihuatanejo.

Sueño de fuga además de ser el canto a la libertad, es a la resiliencia, a mantener el amor y en la seguridad en uno mismo para no perder tu perspectiva, a hacer el bien y a contribuir con actos altruistas en medio del aburrimiento, esto es similar a la pandemia, porque todo es tedio.

Pues bien, ese tedio y la constancia le sirvió a Andy para escapar, para ayudar a miles de presos y a cumplir su sueño de vivir en un pueblo costero.

Esta película, debería ser analizada y enseñada en todas las escuelas y universidades y en días de cuarentena, si la la has visto, de seguro que te provocará una emoción distinta.

Como curiosidad, está basada (con amplias diferencias en una novela de Stephen King).

Si no la has visto, ya sabes el final, pero puedes ver el mensaje, que es la vida.

"La vida se reduce a dos posibilidades: Dedicarse a vivir o dedicarse a morir."

 

No te pierdas el video en