Tres cenas saludables para cuidar tu dieta sin aburrirte

Hay múltiples opciones para hacer de la última comida del día un alimento saludable y sabroso

Las cenas deben ser la comidas más ligeras y saludables del día para evitar un mal sueño por pesadez estomacal, así como subir de peso porque al dormir se van muchas horas sin actividad física, y todo lo consumido se asimila.

Según el portal Mejor con Salud, una cena equilibrada debería contener: Una ración de vegetal, una proteína baja en grasas como: huevo, pescado, legumbre, queso fresco, yogur, frutos secos o setas. Una pequeña parte optativa de fécula o cereal: pan integral para acompañar, pasta y arroz integral. Y una pequeña parte de grasas saludables: aceites vegetales en frío, frutos secos, yema de huevo o aguacate.

Aquí te damos tres opciones de cena fáciles, saludables y deliciosas.

1. Burritos ligeros

Ingredientes

  • 4 tortillas de harina
  • 100 g de pechuga de pollo, pavo o carne magra.
  • 1 taza de queso panela rallado
  • 4 claras
  • 1 chile verde picado (opcional)
  • Sal al gusto

Instrucciones

Bate las claras con el chile y sal, vacía en una sartén con aceite, revuelve y cocina hasta que cuaje; retira y reserva.
Calienta las tortillas, reparte la pechuga, el huevo y el queso panela. Sirve al momento.

Burritos Burritos ligeros - Pinterest

 

 

2. Trigo con pollo

Ingredientes

  • 1 cebolla fileteada
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pechuga de pollo cortada en cubos medianos
  • 1 taza de trigo quebrado
  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 2 tazas de caldo de pollo natural (el agua que resulta del pollo hervido)
  • 1/4 taza de perejil picado

Instrucciones

Sofríe la cebolla con la mantequilla y el aceite de oliva; cuando comience a dorar agrega el pollo previamente salpimentado. Al dorar, añade el trigo y los garbanzos. Incorpora el caldo de pollo. Cubre la olla y permite que se cocine a fuego medio durante ocho minutos. Retira del fuego sin destapar y reposa durante ocho minutos más. Termina con el perejil y sirve.

3. Aguacate relleno

Parte un aguacate en dos y vacía la mitad, saca la pepa y un poco de pulpa para mezclarla con otros ingredientes que te gusten (por ejemplo tomate, pimientos de piquillo picados, manzana, perejil fresco, cilantro fresco, cebolla de primavera, ajetes tiernos, maíz dulce, zanahoria rallada).

Sírvetelo en la cáscara del aguacate, que hace las veces de envase o canoa. Aunque parezca poco, medio aguacate de buen tamaño te dará saciedad y rico sabor.