Así fue la problemática relación de la princesa Diana con su madre que la llevó a los desórdenes alimenticios

Tanto con su madre como con su madrastra nunca pudo tener cordialidad.

En la vida de la recordada princesa Diana hubo varios capítulos oscuros. Sus malos momentos con su esposo, el príncipe Carlos, las presuntas disputas con la reina Isabel II y el maltrato que recibió de su madre, Frances Roche.

De acuerdo con Quien, justamente este último episodio pudo haber marcado tanto a la madre del príncipe William y Harry, que pudo ser culpable de la inestabilidad psicológica que padeció, bien conocida a través de las múltiples biografías de su vida.

5 trucos de belleza con poco maquillaje que aprendimos de la princesa Diana

La princesa Diana siempre destacó por ser una referente de estilo y su maquillaje no era la excepción.

Ausencia de madre

Todo cambió para una pequeña princesa Diana de Gales de 8 años cuando Frances Roche dejó a sus cuatro hijos bajo la custodia de John Spencer, su exmarido, cuando se divorciaron en 1969.

“Diana sufría un gran dolor por el abandono tan temprano de su madre. Hablamos mucho sobre ello”, explicó su astróloga, Debbie Frank, a El Confidencial.

Princesa Diana Princesa Diana. - Instagram

Justo después del parto que le dio vida, su madre sufrió depresión y la culparon por haber nacido niña puesto que querían tener un varón. Antes de ella existió John, quien murió a los pocos días de su muerte, por lo que Diana llegaba consigo esa carga.

"Recuerdo haber visto a mi padre pegando a mi madre. Estaba escondida detrás de la puerta y mamá estaba llorando. Recuerdo a mamá llorando muchísimo", dijo Lady Di en unas grabaciones reseñadas por ABC en otra oporPrincesa Dianatunidad. 

Su relación con su madrastra Raine, condesa de Dartmouth, tampoco fue fácil, pero de a poco fue mejorando. En consecuencia de tantas vicisitudes, años más tarde la aristócrata británica padeció desórdenes alimenticios como bulimia.

Princesa Diana Princesa Diana. - Instagram

"Estaba en una pequeña despensa debajo de la escalera principal del Palacio de Kensington y podía escuchar este sollozo saliendo de la habitación de Diana", relató en una ocasión Paul Burrell, el mayordomo de la princesa, según el mismo medio.

El motivo de sus lágrimas era una llamada telefónica entre ambas donde su madre le gritaba insultos de toda clase.

“Eres una `put%#&´. Eso es lo que eres. He criado a una maldita que folla por toda la ciudad con hombres musulmanes. Deberías de estar avergonzada de ti misma”, dijo Burrell que escuchó por el teléfono cuando entró al recinto y la vio a ella llorando.

Ese fue solo uno de los episodios que fracturaron su relación. De hecho, después de eso en 1997, Diana tomó la iniciativa de no volver a hablar con ella, cuando empezaba a hacer su vida al lado de otros hombres.

Te recomendamos en video: