¿Cómo tomar café verde para adelgazar?

Aprende a preparár la infusión con grano entero y con el polvo.

Al hablar de café nos imaginamos la bebida caliente negra, llena de aromas estimulantes. Pero existe otra posibilidad de hacer bebida verde, a partir de los granos sin tostar. Y sus beneficios a la salud son muchos.

Según explica el portal Medline Plus el proceso de tostado de los granos de café reduce la cantidad de su ácido clorogénico. Por lo tanto, los granos de café verde tienen un mayor nivel de esa sustancia.

El ácido clorogénico del café verde se cree que tiene muchos beneficios para salud. Sin embargo, el mismo portal de salud, dice que no hay suficiente evidencia de ello.

A pesar de ello, muchas personas consumen café verde para tratar la obesidad, la diabetes, la presión arterial alta, el Alzheimer y las infecciones bacteriales.

En grano y en polvo, este producto se comercializa en las tiendas naturistas. Aquí te diremos cómo prepararlo.

Infusión con el grano entero

Según explica el diario La Opinión, una forma de prepararlo es así:

  1. Colocamos 2 cucharadas grandes de granos de café verde en una jarra de 1 litro y colocamos agua hirviendo hasta que todos los granos estén cubiertos.
  2. Dejamos actuar hasta que los granos se hinchen en unos 15 o 30 minutos. Agregamos una taza llena de agua y hervimos la infusión por 5 minutos a fuego lento.
  3. Sacas la olla del fuego y dejaremos reposar colocando un paño encima de ella. Filtramos con un colador de té y servimos.
  4. Se recomienda consumir dos veces al día si se quiere bajar de peso o para fines de salud en general. La primera taza puede beberse media hora antes del desayuno y la segunda 30 minutos antes de la cena.
  5. Si sufres de insomnio, la segunda taza puede beberse en otro momento del día.
  6. También puedes agregar miel o un edulcorante natural, como stevia.
Café verde Café verde, también puede hacerse con leche, preferiblemente vegetal. - Pexels

Infusión de café verde con granos remojados

Otra manera de consumir café verde, segú reseña el portal Quora es colocar los granos en un recipiente de agua potable y dejarlos estar por un día entero en el refrigerador.

Cuando retiremos, el agua estará muy verde. Añadamos más agua e hirvamos por unos minutos.

Con esta última preparación conseguiremos un café verde mucho más concentrado.

Antes de incluir este hábito en tu dieta, consulta con tu médico si el café verde no es perjudicial para tu salud, e intenta no exceder las dos tazas recomendadas por día.