Camila Fernández demuestra lo enamorada que está y El Potrillo lo aprueba

Camila Fernández tiene seis meses de relación con su novio y lo comparte en su cuenta de Instagram.

Camila Fernández, hija del cantante mevicado Alejandro Fernández, no se cansa de demostrar en su cuenta de Instagram lo muy enamorada que se encuentra de su novio, Francisco Barba, a seis meses de haber iniciado su relación.

La cantante de 22 años, se encuentra en medio de la promoción de su más reciente sencillo Te Acostumbraste, pero siempre hay espacio en sus redes para hablar de su novio y más este fin de semana, cuando celebró con una imagen que llevan medio año de noviazgo.

Fue el sábado 2 de mayo cuando compartió una romántica fotografía en blanco y negro con el fondo intervenido, en la que aparece su novio dándole un beso en la mejilla y debajo dice“Oye, te amo”. Y en la leyenda de la foto escribió: "No dejo de pensarte", por ser una frase de su nueva canción.

A la bonita dedicatoria, el joven le respondió brevemente: "Oye, yo más" con un emoji con cara de enamorado.

Distanciados pero no separados

A decir de la revista Hola, a pesar de ser una fecha especial, la pareja tuvo que celebrar a la distancia, para respetar los días de aislamiento preventivo por el coronavirus.

Nos comunicamos por Facetime. Luego compartimos juegos en línea, le recuerdo que lo quiero muchísimo todos los días, que lo amo”, contó la nieta de Vicente Fernández al programa Ventaneando, según lo reseñó Hola.

El nuevo novio ya está integrado a la dinastía Fernández. Así se ha visto en las redes sociales, en las que se ve a Francisco compartiendo con América (melliza de Camila), su hermano Alex y su madre América Guinart.

Y en el programa televisivo Camila confirmó que su galán conoce a su papá. “Desde que empezamos a salir mi papá lo conoció y se cayeron bien que es lo bueno”.

Además contó que le tranquiliza que tienen muchos amigos en común entre sus familias: "El que le hace el sonido a mi papá, que es su amigo de toda la vida, es pariente de Francisco, y eso para mí fue lo mejor que pudo haber pasado”.