La lucha de LEVIS por ahorrar agua en el mundo

A menos que compres denim crudo, es probable que sus jeans hayan pasado por un proceso de acabado.

Es el último pero más importante paso en la producción de denim, ya que le da a los jeans un aspecto y sensación desgarrados desde el primer día.

Desafortunadamente, el denim terminado usa mucha agua.

Es por eso que la compañía está cambiando eso.

En 2011, estableció más de 20 técnicas diferentes de fabricación de Water <LessTM, que ayudan a producir los mismos jeans pero reduciendo el consumo de agua.

Hasta ahora, han ahorrado más de 3 mil millones de litros de agua (y reciclado otros 5 mil millones de litros).

Objetivo:

1. Para 2021, el 80% de los jeans  se fabricarán con técnicas Water <LessTM. En lugar de lavar el denim con suavizante de telas para crear esa sensación de desgaste, harán jeans con tapas de botellas y pelotas de golf, sacando el agua del lavado por completo y ahorrando el 96% durante el proceso de acabado.

Es por eso que invitan a otras compañías de indumentaria a Eureka Lab, el laboratorio de innovación, para que puedan aprender cómo implementar el Water <LessTM en sus propias fábricas.

2. Para 2030, se estima que 45 ciudades en todo el mundo se clasificarán como de alto estrés, lo que significa que la demanda de agua es mayor que lo disponible. Por lo tanto, están moviendo de un enfoque global a uno local cuando se trata de las instalaciones de fabricación, ajustando el uso de agua en ciudades donde es más difécil conseguirla.