Quien juzga tu vida es porque no es feliz con la suya

Cuando eres feliz, no te concentras en lo que hacen los demás

Cada día es una nueva oportunidad para elegir ser tú misma, para agradecer por lo que tienes y por cada lección que la vida te ha dado. La felicidad es una de esas oportunidades que tienes cada vez que abres los ojos para empezar otro día.

La felicidad, es un estado mental, una decisión que tomas con cada pequeña cosa que te rodea; un café por la mañana, darle un beso a esa persona que amas, sentir los rayos de sol camino al trabajo o incluso el simple hecho de despertar entre la suavidad de tus sábanas.  Cada quien tiene algo que lo hace feliz pero todo depende de la actitud con la que quieras vivir la vida.

Por desgracias, siempre encontraremos obstáculos en el camino; personas que no están dispuestas a tomar la decisión de ser felices y que entonces, preferirán juzgar y criticar lo que no les compete.

Quien juzga, critica o cuestiona tu vida es porque no es feliz con la suya.

Por más que uno hable sobre las pequeñas cosas por las que puedes ser feliz, al final del día, siempre habrá alguien tan encadenado al odio que fija la mirada en cada uno de tus movimientos, esperando a que te equivoques o dudes de esa felicidad que sientes.

Cuando eres feliz, estás verdaderamente bien con lo que tienes, lo que te da la capacidad para inspirar a otros. Cuando eres genuinamente feliz puedes encontrar humor en lo bueno y lo malo. Cuando eres genuinamente feliz, irradias tanta luz que crece tu confianza y dejas de preocuparte por lo que otras personas puedan pensar o decir sobre ti. Estás tan concentrado en tus metas y planes de vida que la negatividad no puede romperte.

TAMBIÉN LEE: Las cuatro verdades del Dharma para alcanzar la paz y la felicidad interior

En cambio, si te enfocas constantemente en los aspectos negativos, en tus fallas, tus defectos, tus errores, nunca estarás satisfecha. No permitas que otros opaquen tu luz, mucho menos permitas que los momentos de oscuridad te lleven al auto sabotaje.

Incluso cuando la vida es un caos y sientas que el mundo se derrumba, busca esperanza en las cosas pequeñas, porque en la vida; la esperanza es lo mejor que puedes tener. Nunca seas de esas personas que buscan ver a otros caer, por el hecho de que no son capaces de encontrar la felicidad como tú lo haces.

 

 

Te recomendamos en video