Dublín contrata a personas sin hogar como guías turísticos, y da una lección importante

Lo importante es reintegrar a las personas sin hogar a la sociedad.

Dublín tuvo uno de los mejores iniciativas para dar empleo a las personas sin hogar. Nadie conoce las calles de esta ciudad como aquellos que duermen en ella, caminan por los callejones, y observan todo sin ser vistos.

Entonces, quién sería el mejor guía de turistas que esos que pueden enseñarte los rincones no descubiertos por las personas que no tienen tiempo ya de contemplar. Son ellos los oídos y ojos de Dublín, y los que mejor conocen sus historias.

También lee: Los hombres alemanes son los más fieles y los menos exigentes, ¿podrían ser más perfectos?

Por 10 euros te pueden atrapar con sus relatos reales y no aquello que puedes investigar en Internet. De esta forma, la capital de Irlanda está controlando dos asunto; dan trabajo y reintegran a las personas sin hogar a la sociedad y atraen a los turistas.

Asimismo, la capital es tan hermosa que no se dan cabida con los extranjeros que quieren conocer el lugar.

“Simplemente no tenemos las propiedades para la cantidad de personas que están trabajando. La falta de vivienda podría ser socialmente aceptable, y convertirse en la norma”, manifestó el guía Derek McGuire, quien vivió en las calles.

Muchos otros países han intentado replicar esta estrategia que tiene a todos encantados. Dublín nos ha enseñado una gran lección de preocuparnos por todos los integrantes de la sociedad y tratarlos como iguales.

Te recomendamos en video: