5 razones por las que morderte las uñas podría poner en peligro tu salud (y tu vida)

Morderte las uñas es un hábito que debes dejar ya

Muchas personas tienen hábitos nerviosos y aunque muchas son inofensivas, si te muerdes las uñas cuando estás estresada o ansiosa, en realidad puedes desatar algunas enfermedades e incluso poner en riesgo tu vida.

¿Por qué te muerdes las uñas?

Las causas de la onicofagia pueden ser múltiples, pero es importante tratar de comprenderlas para comprender mejor el problema. Si este hábito a menudo se asocia con el estrés, a veces comienza en la infancia, porque estamos aburridos o simplemente porque tenemos hambre. aquí`hay algunas razones por las que debes dejar de hacerlo:

Hay muchos (demasiados) gérmenes debajo de las uñas

Incluso si te lavas las manos con frecuencia, es difícil eliminar todos los gérmenes y suciedad debajo de las uñas. Así que imagínate a qué está exponiendo tu cuerpo cada vez que le das entrada a estos gérmenes y suciedad. a tu boca.  Una vez que los gérmenes que estaban debajo de las uñas ingresan a tu cuerpo, las posibilidades de contraer una enfermedad aumentan significativamente. Asegúrate de lavarte bien las manos y prestar especial atención a tus uñas. Y claro, dejar de comerte las uñas.

Existe el riesgo de intoxicación tóxica

Si lo tuyo son los esmaltes en gel, es mejor que abandones el hábito de morderte las uñas lo antes posible. Los esmaltes de uñas regulares tienen muchas toxinas, pero los esmaltes de gel tienen químicos que pueden ser dañinos cuando se ingieren. Aunque las bajas cantidades de toxicidad probablemente no mostrarán ningún efecto dañino de inmediato, puede haber graves consecuencias a largo plazo.

Puede desfigurar tus encías

Así como morderte las uñas daña tus dientes, también puede afectar tus encías. Si te importa tu sonrisa, debes detener este mal hábito lo más pronto posible. Morderte las uñas puede provocar infecciones graves en las encías así como deformarlas. De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics, los bordes afilados de las uñas pueden introducir bacterias en las grietas de los dientes y servir como fuente de tejido de las encías adoloridas, dañadas e infectadas.

Infecciones graves

Si accidentalmente muerdes un trozo de uña demasiado grande, puedes exponerte a una de las infecciones más comunes de la mano: la paroniquia. La infección, que puede durar semanas, causa hinchazón, pliegues sensibles en las uñas y bultos llenos de pus, según un estudio publicado en la revista American Family Physician. Si la piel alrededor de la uña está infectada, las opciones de tratamiento incluyen baños de agua tibia, antibióticos y drenaje quirúrgico, según el estudio.

Aparición de verrugas faciales 

Las verrugas faciales son una gran razón  para que no vuelvas a morderte las uñas. Los niños y adultos que se muerden las uñas regularmente tienen un mayor riesgo de desarrollar verrugas alrededor de las uñas y de la boca. Estas verrugas generalmente son causadas por el VPH, que ingresa a su cuerpo a través de un corte o raspado comúnmente causado por morderse las uñas. Para empeorar las cosas, si te tocas la cara con los dedos contaminados, podrías terminar extendiendo las verrugas a la cara.

Te recomendamos en video