Viajó como voluntaria a Kenia, fue secuestrada por un grupo terrorista

Un extraño caso que continúa siendo investigado

En noviembre del 2018, Silvia Costanza Romano, una mujer italiana de 23 años que trabajaba para la ONG Africa Milele Onlus fue privada de su libertad, presuntamente por un grupo de hombres armados. Con machetes y palos irrumpieron en las oficinas de Milele y exigieron saber dónde estaba la “mgeni” (visitante en swahili). Testigos afirmaron que parecían y hablaban como miembros de una comunidad de pastores local conocida como Orma. Los extremistas islámicos con sede en Somalia han sido acusados ​​en el pasado de una serie de secuestros a extranjeros a lo largo de la costa de Kenia.

Ahora, tras varios meses de investigación, las autoridades han dado con tres sospechosos que permanecerán bajo custodia, según dictaminó un tribunal de Malindi.

Ibrahim Omar, Abdulla Wario y Moses Liwali comparecieron ante el Tribunal de Primera Instancia de Malindi por cargos de conspiración para cometer un acto terrorista en Kenia pero se declararon inocentes.

Según el diario italiano Il Giornale, fuentes de inteligencia confirman que Romano está viva y que fue trasladada de Kenia a Somalía, donde la forzaron a casarse con un yihadista. El reporte dice que la joven recibió un "lavado de cerebro". Aunque el Estado italiano no ha confirmado nada, amigos y familiares continúan con la esperanza de que regrese a casa.

Te recomendamos en video