La técnica del hielo para eliminar las arrugas y lucir mucho más joven

Es una de las técnicas más efectivas y recomendadas.

Existe una sencilla técnica que ayuda a combatir las arrugas y tener un cutis perfecto y lo mejor es que está al alcance de todas.

Se trata de la técnica del hielo, que ayuda a hidratar, relajar y regenerar el rostro, e incluso te permitirá lucir más joven.

Beneficios del hielo en el rostro

Esta técnica ayuda a refrescar la piel, reduce los poros abiertos, promueve la circulación sanguínea, mejora la apariencia de la piel, previene el acné, cierra los poros abiertos y reduce la inflamación, especialmente las ojeras y ojos hinchados.

Cómo aplicar la técnica del hielo

Primero debes lavar muy bien tu rostro con jabón y enjuagarlo, para que no tengas residuos de maquillaje ni sudor.

Luego, coloca una tela o paño delgado y mojado con agua fría sobre tu rostro, y ve recorriendo el hielo sobre toda la cara, dando toques suaves y dejándolo más tiempo en las partes donde se forman las líneas de expresión.

Debes hacer este procedimiento durante unos 10 minutos, luego seca tu rostro con una toalla y por último aplica una crema hidratante.

Si realizas este procedimiento constantemente verás los resultados en muy poco tiempo, pues tu cutis lucirá mejor que nunca, y te verás rejuvenecida.

Te recomendamos en video