Filariosis canina, un monstruo que ataca de manera mortal a las mascotas

Claves para combatir esta enfermedad también conocida como el gusano del corazón.

Filariosis canina o enfermedad del gusano del corazón, es una afección causada por el parásito dirofilaria immitis (gusano), el cual se aloja en el corazón y vasos pulmonares de nuestra mascota, causando afecciones graves de salud, e incluso la muerte de nuestro canino.

La filariosis es una enfermedad que afecta principalmente a los perros, pero también puede presentarse en gatos y humanos, pues es una patología de tipo contagioso (si se presenta la picadura  en el organismo); suele verse con más frecuencia en mascotas que viven en climas cálidos, pues el hábitat ideal para la proliferación de mosquitos, el cual es el responsable de la trasmisión de esta enfermedad.

Antes de conocer la sintomatología, tratamiento y diagnóstico de esta enfermedad, es importante saber cuál es el ciclo de vida del parásito, y como es la vía de trasmisión del mismo para que siempre esté atento.

La trasmisión de este parásito inicia cuando un mosquito pica a un huésped (perro) e inocula microfilarias (forma inmadura del gusano), las cuales son capaces de excavar a través de la piel y continuar su recorrido por el torrente sanguíneo del canino, hasta llegar a una de las cavidades del corazón y arterias pulmonares, donde finalmente se alojan y alcanzan la madurez.

Alrededor de los seis meses desde cuando se da el primer contacto, las larvas pasan de su forma juvenil a la adultez; alcanzando hasta los 30 centímetros de largo, y quedándose allí por años, y multiplicándose en caso tal que hayan tanto hembras como machos. La sintomatología de la enfermedad  solo es evidente cuando ya el gusano es adulto, y ha pasado un largo tiempo en el animal.

Ahora bien, si un mosquito vuelve a picar a una mascota infestada e ingiere su sangre contaminada, y además se traslada a otro huésped y lo pica también, trasmitirá a este nuevo perro el gusano y se reiniciará todo un nuevo ciclo en este animal.

Sintomatología:

  • Cansancio
  • Pérdida de peso
  • Tos
  • Desmayos
  • Ruidos respiratorios
  • Insuficiencia cardiaca
  • Insuficiencia respiratoria
  • Falla hepática
  • Expectoraciones con presencia de sangre (esto sucede cuando es excesiva la cantidad de gusanos y migran a través de las arterias pulmonares, obstruyendo el flujo sanguíneo, generando coágulos, lo que se conoce como tromboembolismo pulmonar)
  • Ictericia, ascitis o anemia (acumulación excesiva de gusanos, y se desplazan hacia el hígado, afectando su funcionamiento)
  • Insuficiencia renal

Diagnóstico

Los síntomas son similares a otras enfermedades, como diagnóstico diferencial se debe tener en cuenta si nuestra mascota ha estado en un zona de riesgo o endémica, es decir si ha estado en clima cálido y presenta alguno de estos signos, lo ideal y como primera medida es acudir al médico veterinario para descartar una posible infestación por dirofilaria.

También la toma de muestras de sangre y su respectivo análisis serán la prueba definitiva para el diagnóstico de esta enfermedad.

Tratamiento

Este es muy delicado y debe ser lo más conciso posible; depende del grado de infestación y estado del paciente, y siempre bajo supervisión médica veterinaria.

Al ser una enfermedad tan delicada y mortal, como medida preventiva, existen en el mercado diversos productos repelentes para evitar la picadura de los mosquitos, así mismo evitar aguas estancadas o paseos en las horas de la tarde, ya que es el momento ideal en el que podría darse la picadura.