Eduardo Fuentes y su lucha por ser padre: "Alma fue mi último intento por tener hijos"

El comunicador habló de lo difícil que fue concebir a su hija

Eduardo Fuentes visitó el estudio de No culpes a la noche. En el programa, lo sorprendieron con un saludo de su esposa, Andreé Burgat, y Alma, su hija de tres años. El mensaje emocionó al animador. En ese instante, relató el complejo proceso que vivió al intentar ser padre. "Alma fue una luchadora. Decidió dar la batalla pese a lo difícil que fue", sostiene.

"Fueron muchos años de tratamientos, de frustración, de pena, de llanto, de un gasto de plata impresionante. En Chile, el 80% de las parejas que tienen infertilidad no lo pueden costear (el tratamiento)", relata. "Alma fue le último intento (por tener hijos). No había otra opción", señala el comunicador. "Fue una fertilización asistida in vitro", agrega.

Fueron años de desgaste emocional al intentar ser padres. Por ende, habían cerrado la posibilidad de tener hijos. Después de eso, tres personas distintas le recomendaron el mismo médico. "Entonces fue como '¿coincidencia? No creo'. Yo no creo en las coincidencias", indica. Fueron donde ese doctor y se trataron.

"Hubo la posibilidad de hacer tres intentos. El primero lo hicimos, quedamos embarazados, se absorbió. El segundo lo hicimos, quedamos embarazados y nació Alma y el tercero, porque quedaba ahí y había que utilizarlo, lo hicimos también. Alcanzamos a estar harto embarazados, pero se absorbió, y mucho pena porque uno se ilusiona igual", relata.

Te recomendamos: