Mariana di Girolamo lanza crítica a la sociedad chilena desde Venecia: "Es un país mojigato y conservador"

La actriz está en Festival de Cine de Venecia presentando la película "Ema"

Por estos días se está desarrollando el Festival de Cine de Venecia. En el evento se realizó el estreno mundial de la película Ema. El film está protagonizado por Mariana di Girolamo y Gael García Bernal y está dirigida por el aclamado director chileno Pablo Larraín.

La producción se encuentra compitiendo en el certámen internacional de cine. Hace unos días, se publicó el trailer oficial y, el sábado, se realizó el estreno mundial. La crítica mundial alabó el debut de Ema. Fue catalogada como "liberadora" y "electrizante".

A sus 28 años, di Girolamo está debutando en este festival. El trabajo de la actriz chilena fue aplaudido en la ciudad italiana y su actuación fue destacada por los medios de comunicación y la crítica especializada.

Desde Venecia, fue entrevistada por la agencia AFP. La intérprete se refirió a la película y el contexto social en el que está inmersa. En la instancia, lanzó una crítica al presente de Chile. "Es un país mojigato y conservador, al que le falta mucho camino por recorrer", asevera. "Somos muy conservadores y hay que dar cuenta de lo que está sucediendo", agrega.

Mariana di Girolamo deslumbra en su paso por el Festival de Cine de Venecia

La actriz sacó aplausos en el estreno mundial de la película "Ema"

La trama de la cinta se sitúa en Valparaíso y aborda el tema de la adopción, el baile y el reguetón de una manera poco convencional. La historia relata la vida de una joven bailarina que, luego de devolver al hijo que adoptó, intenta recuperar lo que perdió.

"Necesitamos en lo concreto leyes que nos avalen. Adopción homoparental, matrimonio igualitario. Nos falta un montón, pero estamos caminando", enfatizó. Además, destacó la importancia del tema que aborda la cinta. "Es maravilloso que podamos transmitir al espectador que estamos rompiendo tabúes", dice.

"Las familias hoy en día son diversas. Están constituidas por cuatro personas, dos hombres, dos mujeres, un perro, 20 personas…", relata. En esa línea, Ema muestra "un hijo adoptivo y uno biológico. Nuestro rol era dar cuenta de ello con la mayor verdad y naturalidad posible. Tratar de encarnar a personas entrañables", añade.

"Es una película de nuestros tiempos, tiene valor de por sí. Narra algo que está sucediendo. Es el valor de la película de Pablo (Larraín). Una propuesta valiente", señala la actriz.

Te recomendamos: