Presa mujer que entregó a su bebé a una secta para ser quemado vivo

La policía de Chile persiguió durante dos años a Natalia Guerra Jequier.

Funcionarios policiales detuvieron a Natalia Guerra Jequier, acusada de entregar su hijo recién nacido a la secta Colliguay. El bebé fue quemado vivo en un ritual de sacrificio, encabezado por el padre de la criatura y líder del grupo, Ramón Castillo Gaete, apodado “Antares de la Luz”.

Las autoridades chilenas informaron de la captura de la mujer, quien durante dos años escapó de la justicia austral tras comprobarse su participación en el crimen. El portal 24 Horas de Chile informó que Guerra Jequier estaba escondida en Talagante.

A conciencia

La mujer dio a luz al pequeño, llamado Jesús Castillo, en diciembre de 2012 y apenas dos días después lo “desnudó, ató y amordazó al lactante para lanzarlo vivo al fuego”, detalló la jueza que lleva el caso.

Los integrantes de la secta Colliguay argumentaron que el bebé fue sacrificado en un rito de sanación por la cercanía del “fin del mundo”. Las investigaciones permitieron determinar la participación de otras seis personas y lograr la condena de Natalia Guerra Jequier.

Delito

Sobre Guerra Jequier existía una orden de captura por el delito de parricidio, que logró evadir durante dos años. Hace unos meses, la policía halló unos documentos en una de las residencias donde se escondió, que finalmente ayudaron a dar con su paradero.

Ahora pagará una condena por cinco años de cárcel; mientras que el resto de los implicados fueron procesados por homicidio calificado.

Te recomendamos en video