¿Qué hacer si su gato tiene los testículos hinchados?

Orquitis: una de las afecciones más molestas para los felinos.

Los testículos de los gatos generalmente no se ven pues son muy pequeños y su localización tan cercana a la cola impide su visualización a diferencia de los perros, motivo por el cual realizar chequeos de rutinas, palparlos y verlos detalladamente es importante.

Por eso, es fácil que llame la atención si su gato tiene los testículos hinchados, endurecidos o enrojecidos, es decir, bien visibles porque podría significar que estaría padeciendo una orquitis, que es una infección en los testículo. Esta se puede producir a partir de una herida, mordisco, irritación que sirva como puerta de entrada a las bacterias que causarán la infección. En este sentido, los felinos pueden herirse en peleas con otros gatos.

La orquitis es de mucha atención, la infección puede ser crónica (proceso que lleva mucho tiempo) o agudas (se presentan súbitamente y son de un de tiempo corto); unilateral (afecta solo un testículo) o bilateral (afecta los dos).  Dicha condición puede aparecer por una herida que se contamine, un golpe u otro tipo de traumatismo, cáncer, brucelosis que es enfermedad bacteriana cuya trasmisión es vía oral, aunque también puede ser por contacto sexual por medio de las secreciones de otra mascota, o dermatitis por contacto es decir una picadura, alergia con algún medicamento o sustancia.

Síntomas

  • Inflamación del o los testículos
  • Enrojecimiento
  • Dolor a la palpación
  • Se puede evidenciar acumulo de líquido entre las capas del testículo
  • Fiebre
  • Decaimiento
  • Acumulación de líquido entre las capas del testículo
  • Lamido excesivo (esto lo hacen para aliviar el dolor)
  • Algunas mascotas tienden a caminar con las patas separadas para evitar el roce de los testículos y disminuir el dolor o fricción con que se produce
  • La orquitis suele ir acompañada de epididimitis (inflamación del epidídimo)

El diagnostico de esta afección es por medio de la inspección de los testículos y la realización de un cultivo y evaluación del semen para determinar el tipo de bacteria que pueda estar ocasionado el malestar.

¿Cómo tratar la orquitis en gatos?

Si su médico veterinario confirma que el peludo tiene orquitis, el tratamiento comprenderá el uso de antibióticos y antiinflamatorios. Y el algunos casos, si el gato lo acepta, la aplicación de frío también sería de ayuda para reducir la inflamación testicular.

¿Cómo prevenir?

La esterilización, por supuesto será la mejor alternativa para prevenir esta y muchas otras patologías que afectan la salud de nuestro gato. También evitar que nuestro gato tenga acceso al exterior para impedir las peleas con otros y controlar la seguridad de su entorno para que no pueda entrar en contacto con sustancias irritantes o superficies calientes.