Kate Middleton sufre ataque de celos frente a la reina Isabel II

Parece que las cosas entre los duques de Cambridge no están muy bien.

Hace unos meses la prensa británica escandalizó a la realeza al afirmar que el príncipe William le había sido infiel a Kate Middleton con su mejor amiga, Rose Hanbury.

El pasado mes, durante la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump al Reino Unido, Kate coincidió en un evento real con la supuesta amante de su esposo.

En ese momento se conoció que la duquesa ideó un plan para no tener ningún contacto con su examiga y no estar sentada en la misma mesa.

Pero, ahora, el medio británico The Sun ha revelado que la esposa del príncipe William tuvo un ataque de celos en pleno evento real.

Una fuente aseguró al medio que “Kate le dijo a su marido que no le permitía ni siquiera hacer contacto visual con Rose, y mucho menos saludarla o entablar una conversación con ella”.

Además, asegura que Kate le pidió a su asistente que “tuviera un ojo puesto en Rose todo el tiempo para asegurarse de que nunca se acercara demasiado. Rose estuvo distraída toda la noche con otras personalidades invitadas al acto, lo cual fue muy claro para que todos la vieran bien e interpretaran que no ocurría nada malo”.

Incluso aseguran que el mismo Donald Trump se dio cuenta del ambiente tenso, pero Camilla Parker Bowles trató de distraerlo con una anécdota divertida de Kate y sus hijos.

Parece que Kate la pasó tan mal que incluso quiso marcharse llorando del evento, pero desistió de hacerlo para no generar un escándalo real.

Te recomendamos en video