La ignorada pista que podría ser la clave en caso Madeleine McCann

La propia madre de la pequeña fue la que se dio cuenta del hecho, el cual la horrorizó.

Una ignorada pista, que fue revelada por Kate McCann el 2011, volvió a salir a la luz ya que podría haber sido la causa de la desaparición de Madeleine McCann.

Según consigna el New Zealand Herald, en el libro publicado por la madre de Maddie titulado "Madeleine: La desaparición de nuestra hija y la búsqueda continua de ella", cuenta sobre una singular nota que encontró en el restorán en donde acudió a comer junto a su esposo Gerry y una pareja de amigos la noche en que se perdió el rastro de la pequeña.

"No fue hasta un año después, cuando estaba revisando los archivos de la policía portuguesa, que descubrí la nota", sostiene Kate.

¿Que decía la nota?

La madre de Maddie revisó cerca de 5 mil archivos policiales los meses posteriores a la desaparición de su hija, encontrando entre los documentos una nota que apareció en uno de los libros del restorán del complejo vacacional donde se hospedaron en el balneario portugués de Praia da Luz en Portugal el 2006.

En ese sentido, relata que querían reservar mesa para las 21:00 horas en el recinto, pero ya no había espacio disponible. Por lo mismo, fueron a hablar con los encargados del local para intentar conseguir una ubicación.

"Después de hablar con la recepcionista en el área de la piscina y las tapas", lograron conseguir mesa a las 20:30 horas para los días que estarían en el lugar gracias a una especie de permiso especial, además de lograr que sus puestos se encontraran en un punto en donde podrían observar a lo lejos el departamento en donde se hospedaban los McCann, ya que sus hijos se quedarían solos en la habitación.

"La nota que solicitó nuestra reserva de bloque se escribió en un libro de mensajes del personal, que se encontraba en un escritorio en la recepción de la piscina durante la mayor parte del día. Este libro fue, por definición, accesible para todo el personal y, aunque sin quererlo, probablemente también para los invitados y visitantes", explicó Kate.

¿Y que decía? Detallaba que los McCann dejaban a solas a sus hijos, por lo que cualquier persona que tomara el libro se enteraría que tanto Maddie como sus dos hermanos mellizos Sean y Amelie.

"Para mi horror vi que, sin lugar a dudas, y simplemente para explicar por qué no cumplía un poco las reglas, la recepcionista había agregado el motivo de nuestra solicitud: 'queríamos comer cerca de nuestros apartamentos ya que estarían niños pequeños solos allí y podríamos ir a vigilarlos intermitentemente"".

Cabe recordar que tanto Kate y Gerry McCann, además de su pareja de amigos, iban cada cierto tiempo a revisar el estado de los menores, hasta que la madre de Maddie descubrió que la pequeña no se encontraba en el lugar.

Te recomendamos en video: