¡Labrador! La raza más popular entre los peludos

Su aspecto dulce y su energía lo convierten en la raza del mes.

Labrador, perro inteligente, cariñoso y muy reconocido por ser una mascota utilizada para desempeñar tareas como guía (lazarillo) o de rescate. Es un compañero de vida fiel, cariñoso, divertido y de mucha empatía tanto con los miembros de su familia como otras mascotas, incluso si no son perros.

¿Y de donde proviene esta raza?

Sus antepasados son de Terranova (Canadá), conocidos como perros de agua de San Juan, los cuales dieron origen a dos líneas:

Terranova mayor: Perros de contextura grande y pesada, con abundante pelaje.

Terranova menor: Estos por el contrario fueron perros más pequeños, de contextura un poco más liviana, pelo corto; convirtiéndose en los precursores del hoy en día Labrador Retriever.

Esta raza fue utilizada inicialmente por los pescadores para recuperar las redes de pescar, llevar los cabos de un barco a otro, entre otras labores acuáticas. Ya hacia el siglo XIX fueron llevados varios ejemplares a Inglaterra, donde su reputación se hizo más extensiva, hasta el muy conocido labrador actual.

Referente a su comportamiento y personalidad, cabe resaltar que es una raza muy familiar, leal, cariñosa y muy enérgica, este último atributo hay que tenerlo presente al momento de su adiestramiento, pues se requiere que usted como dueño tenga la suficiente autoridad para evitar aspectos tan sencillos como que se arrastre cuando lo saque.

Además, son perros muy dóciles, con alta capacidad de aprendizaje, obedientes, colaboradores y sobre todo muy sociables tanto con humanos como con animales de otras especies, virtud que no los hace muy ideales como perros guardianes, sí pueden ladrar y dar aviso, pero por su carácter social no actuará de forma agresiva.

Otro punto importante a tener en cuenta es su apetito insaciable y voraz, situación que en ocasiones conlleva a una visita de emergencia al veterinario, pues pueden ingerir productos no comestibles que les generará uno que otro daño estomacal e incluso una cirugía; por eso es de suma importancia que no descuide sus objetos y más aún cuando tiene un cachorro en casa de esta raza.

Los labradores son perros que les gusta mucho que se les asignen tareas, en especial si tienen que ver con rescates. Actividad que hoy en día es muy conocida a nivel mundial y a la que cada vez se suman más y más perros de esta raza. Dentro de las principales tareas a las que puede postular un labrador, eso sí con entrenamiento y dedicación son:

  • Perro guía o lazarillo (Ideal para personas que han perdido la vista o el oído).
  • Rescate en catástrofes naturales.
  • Perro policía o bombero (detección de explosivos, drogas ilegales o en presencia de incendios).
  • Terapia canina (para aquellos niños o adultos con alguna discapacidad cognitiva).
  • Ayudante para traer objetos o empujar una silla de ruedas.

En cuanto a su salud

  • Su principal predisposición es a la obesidad, por lo cual ser muy rigurosos y estrictos con su dieta y ración adecuada es vital para evitar este tipo de problemática. Los labradores son muy golosos y de cierto modo obstinados para conseguir lo que quieren, por eso dar algún tipo de snack no está mal, pero medidos, no puede dejar que con su carita tierna y ojos muy expresivos logren conseguir lo que quieran y mucho menos si trata de comida.
  • Displasia de cadera, esta enfermedad puede ser de carácter congénito o como una consecuencia del sobrepeso, por eso es importante de una buena alimentación. Esta enfermedad lastimosamente no tiene cura, pero si se puede tratar la sintomatología con analgésicos y con suplementos a base de condoitrina y glucosamina para mantener lubricadas las articulaciones y reducir el dolor, inflamación y deterioro de los cartílagos.
  • Enfermedades de origen hereditario como lo son la luxación de rótula, cataratas, distrofia corneal y la miopatía hereditaria, que se caracteriza por un andar en particular, como el salto de un conejo.
  • Las infecciones de oídos son muy comunes, en especial en que aquellos labradores que tienen labores acuáticas, lo recomendable es una vez termine su actividad, con una gasa limpiar sus oídos muy suavemente, quitando excesos de agua que puedan quedar acumulados y generen el ambiente propicio para un contaminación bacteriana o por hongos.

Resumiendo, estos son algunos puntos claves para tener en cuenta

  • Los labradores son muy dóciles y aprenden fácilmente.
  • Expectativa de vida: 10-12 años aprox., cabe aclarar que algunos pueden durar más tiempo y esto radica en la calidad de vida que lleven.
  • Son glotones por naturaleza, velar por su buena alimentación es clave para evitar problemas de sobrepeso.
  • Su doble capa de pelaje para aislar el frío genera una muda de pelo constante, por lo cual el cepillado es muy importante.